SEGÚN LA OIT

Los efectos de la pandemia: uno de cada seis jóvenes ha dejado de trabajar

Están siendo afectados de manera "desproporcionada"

Los efectos de la pandemia: uno de cada seis jóvenes ha dejado de trabajar

Más de uno de cada seis jóvenes ha dejado de trabajar a causa de la pandemia por coronavirus. Los que han seguido trabajando han sufrido una reducción de horas de trabajo en un 23 por ciento, según el Observatorio de la OIT: ‘La COVID-19 y el mundo del trabajo’ de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El informe apunta que los jóvenes están siendo afectados de manera «desproporcionada» por la pandemia, y el «incremento rápido y substancial» del desempleo juvenil registrado a partir de febrero afecta más a las mujeres jóvenes que a los hombres jóvenes.

De hecho, los efectos de la pandemia tienen un triple impacto sobre los jóvenes. No solo destruye sus empleos, «sino también su educación y formación, y coloca grandes obstáculos en el camino de quienes buscan entrar en el mundo del trabajo o de cambiar empleo», apunta la OIT.

“La crisis de la COVID-19 está afectando a los jóvenes – en particular a las mujeres – con mayor gravedad y rapidez que a cualquier otro grupo. Si no tomamos medidas inmediatas y significativas para mejorar su situación, el legado del virus podría acompañarnos durante décadas. Si su talento y energía son marginados por falta de oportunidades o de competencias, esto ocasionará un daño al futuro de todos nosotros y hará que sea mucho más difícil reconstruir una mejor economía post-COVID”, declaró Guy Ryder, Director General de la OIT.

Ya en 2019, la tasa de desempleo juvenil era de un 13,6 por ciento, más alta que la de cualquier otro grupo poblacional. Había alrededor de 267 millones de jóvenes que no trabajaban, ni seguían una educación o formación profesional.

Ante esta situación, el Observatorio pide respuestas políticas «urgentes, concretas y a gran escala dirigidas a apoyar a los jóvenes, incluidos programas amplios de garantía de empleo/formación en los países desarrollados, programas intensivos en empleo y garantías en las economías de ingresos medios y bajos».

“Crear una recuperación generadora de empleo que también promueva la equidad y sostenibilidad significa poner a las personas y a las empresas a trabajar de nuevo tan pronto como sea posible, en condiciones seguras”, señaló Guy Ryder. “Las pruebas y la trazabilidad pueden formar una parte importante del conjunto de políticas si queremos vencer el miedo, reducir el riesgo y que nuestras economías y sociedades vuelvan a moverse rápidamente”.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Cristina López Mantas

Cristina López Mantas (1994) es graduada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, redactora de política en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído