Los españoles recurren a la reparación como alternativa a la compra nueva desde el inicio de la pandemia

Lavadora
Lavadora

En Marzo del año pasado el inicio de la pandemia del COVID-19 significó un parón radical en el ritmo de vida que venía llevando la población española desde hacía décadas: las principales ciudades se convirtieron en ciudades fantasma cuando la población fue confinada, el trabajo remoto desde casa se normalizó, el consumo y las compras pasaron a realizarse en gran parte a través de internet y las reuniones personales y profesionales pasaron a ser virtuales.

Todos estos cambios radicales en nuestra forma de vivir, algunos de ellos propios de películas de ciencia ficción que tantas veces predicen con exactitud el futuro, están aquí para quedarse y significan un punto de inflexión en un mundo que está en constante evolución.

No obstante, estos tiempos de cambios radicales traen consigo también el regreso a hábitos y prácticas del pasado que se habían abandonado por ir en contra del río del tiempo y del progreso.

De acuerdo a Alejandro Duque, director de ESPECIALISTAS UNIDOS S.L. (empresa valenciana dedicada al servicio técnico de reparación de electrodomésticos), la población española está recuperando el viejo hábito de mandar a reparar los electrodomésticos del hogar cuando estos fallan en lugar de comprarlos nuevos desde el inicio de la pandemia: «hemos notado un aumento bastante significativo, de aproximadamente un 90%, en la demanda de nuestros servicios de servicio tecnico Valencia desde el inicio de la pandemia del COVID-19 en Marzo del 2020″.

Al igual que esta empresa valenciana, muchas otras empresas y talleres de asistencia técnica profesional de todas partes de España acusan este gran aumento en la demanda de sus servicios. La explicación podría encontrarse en el impacto que tienen las restricciones a la movilidad impuestas por el Gobierno para combatir el virus, que dificultan la visita a centros comerciales y puntos de venta. Otra explicación podría encontrarse en el impacto económico de la pandemia, que obliga a las familias a buscar métodos de ahorro, y en este caso la reparación es una alternativa más favorable al bolsillo que la compra nueva.

Sea por la razón que sea, la pandemia ha significado una serie de cambios radicales en la forma de vivir, relacionarse y consumir de la población. En algunos casos, como con el teletrabajo, estos cambios radicales significan la adopción de prácticas futuristas que comulgan con el progreso que hacen posible los avances tecnológicos. En otros casos significan el regreso a prácticas y hábitos del pasado que se habían dado por muertos, como es el caso de la reparación como alternativa a la compra nueva, que se había abandonado debido a la reducción generalizada de los precios de aparatos y electrodomésticos del hogar a lo largo de los años.

El impacto económico de la pandemia es aún incierto, por esto es imposible predecir si esta tendencia es una tendencia transitoria y pasajera o está aquí para quedarse. Ya lo predecía hacía unos años el mediático economista Santiago Niño Becerra cuando dijo en una cadena de televisión: «cuando pase la época de vacas gordas y regresen las vacas flacas volveremos a reparar».

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Lo más leído