¿Cuales son los zapatos prohibidos para conducir?

DGT: las chanclas y los otros 3 tipos de calzado que te pueden costar una multa

DGT: las chanclas y los otros 3 tipos de calzado que te pueden costar una multa

Ojo al parche porque estamos justo en la época del año en la que resulta más probable que te pongas al volante, para hacer un recado o un viaje corto, y lo hagas sin llevar el calzado adecuado.

Al riesgo que eso conlleva, puedes sumarle el peligro de recibir una sanción económica en forma de multa de tráfico.

Un tuit de la Guardia Civil ha vuelto a desatar la polémica en las redes, como cualquier verano.

¿Está prohibido conducir con chanclas?

Y el debate se enciende porque la respuesta es que ni sí ni no, pero que el conductor está expuesto a una multa que depende, además, de la interpretación del agente con que se tope.

NORMATIVA VIGENTE

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), hay varios artículos del Reglamento de General de Circulación que sirven para regular este hecho y otros similares (usar chanclas, maquillarse, manejar el GPS…).

  • Artículo 3. 1. Se deberá conducir con la diligencia y precaución necesarias para evitar todo daño, propio o ajeno, cuidando de no poner en peligro, tanto al mismo conductor como a los demás ocupantes del vehículo y al resto de los usuarios de la vía. Queda terminantemente prohibido conducir de modo negligente o temerario.
  • Artículo 17.1. Los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos o animales.
  • Artículo 18.1. El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía.

Por tanto, los agentes pueden denunciar los hechos y sancionar al conductor. Esta actitud, en todo caso, se considera infracción leve, con una multa de hasta 100 euros (suelen aplicarse 80 euros).

CALZADO PROHIBIDO

Botas de montaña
Quizá te suene extraño ver este tipo de calzado como zapatos prohibidos para conducir, pero aunque son obligatorias en muchos sectores, como en la construcción, para conducir no son adecuadas. Y no solo eso, sino que si te ven con ellas, te podrán una multa considerable. ¿Por qué? Al llevar tan sujeto y rígido el pie no le permite tener movilidad, por lo que en caso de emergencia, no podrás reaccionar como se espera. También la sensibilidad del pie con el peda se verá prácticamente anulada, lo cual no te permitirá saber los movimientos que realizas y podrías hacer algunos inapropiados que pongan en peligro tu integridad física.

Chanclas
Seguro que has escuchado hablar sobre los peligros de conducir con chanclas, pero es un error común que cometemos sin darnos cuenta. Es muy incómodo cuando vamos a la playa, llevar unos zapatos extra para conducir que luego tendremos que cambiar por las chanclas, pero es necesario. Con unas chanclas el pie va demasiado suelto, caso contrario de lo que sucede con las botas de seguridad, lo cual puede hacer que el pie se descontrole, que se salga del zapato o que este se doble y se meta bajo el pedal. Por norma general, este tipo de calzado está fabricado en plástico en su totalidad, por lo que cuando el pie suda debido al calor del verano, puede resbalarse y eso nos haría llevarnos un buen susto. Aun si las chanclas fueran de piel o de cualquier otro material, la sujeción del pie es mínima y por eso siguen estando prohibidas.

Tacones y plataformas
A pesar de que muchas mujeres son expertas en caminar y conducir con tacones de infarto, estos zapatos están prohibidos para conducir por ser demasiado peligrosos. El punto de apoyo del pie sobre los pedales debe ser la parte delantera y la planta del pie, pero esta zona se modifica y se queda alta cuando se usan tacones, lo cual resta el control sobre la conducción. Todo esto sin contar que los tacones pueden meterse bajo los pedales y evitar que podamos acelerar, o lo que es peor, frenar cuando lo necesitemos.

Descalzo
Aunque este no es un tipo de calzado sino la ausencia de este, no podíamos dejar de hablar de ello en este artículo, pues no son pocas las personas que al dolerles los pies con el calzado que llevan, deciden descalzarse para conducir. La sensibilidad de los pies puede llevar a tener una incomodidad e incluso dolor extremo en estos por la presión con los pedales y el sudor los haría resbalar, por lo que se perdería de nuevo el control sobre la conducción exponiéndonos a un accidente. En todos estos casos, no solo está prohibidos conducir de esta manera sino que hacerlo conlleva multas de cantidades considerables y la pérdida de puntos de carnet. Pero lo más importante no es esto, sino que estarás poniendo en riesgo tu vida, y la de otros, bien sean los que viajan contigo, o los que están en la carretera.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

VueltaRapidaGT

Con una larga experiencia en el mundo de las ondas, el equipo del programa Vuelta Rápida GT entra en Periodista Digital para atender a todas vuestras consultas relacionadas con el mundo del automóvil y la movilidad

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
VueltaRapidaGT

Con una larga experiencia en el mundo de las ondas, el equipo del programa Vuelta Rápida GT entra en Periodista Digital para atender a todas vuestras consultas relacionadas con el mundo del automóvil y la movilidad. Desde qué coche comprarte, a las limitaciones legislativas existentes. Incluso si tienes dudas deportivas. Desde aquí nos ponemos a tu disposición. Si tiene que ver con ruedas y un volante, ¡Te podemos contestar!

Lo más leído