Los sueldos de los nuevos empleos son menores y crece la contratación parcial

El salario medio seguirá a la baja en España al menos tres años

Como consecuencia de los recortes salariales operados durante la crisis, la reducción de los sueldos de los nuevos activos que se reincorporan al mercado laboral muy por debajo de sus condiciones de salida, y por el recurso a la contratación parcial.

El salario medio seguirá a la baja en España al menos tres años
Empresa, trabajo, empleo y sueldo. CO

El crecimiento medio del empleo en 2015 será del 3,1%, tres décimas superior al 2,8% previsto inicialmente

El salario medio en España seguirá disminuyendo hasta 2017, como consecuencia de los recortes salariales operados durante la crisis, la reducción de los sueldos de los nuevos activos que se reincorporan al mercado laboral muy por debajo de sus condiciones de salida, y por el recurso a la contratación parcial.

Esta es la una de las conclusiones del último informe de Situación Económica, del Instituto Flores de Lemus, en el que se añade que estos factores «seguirán operando con plena fuerza» durante este año y los dos siguientes, precisamente el período de vigencia del nuevo Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) que está negociando los sindicatos y la CEOE.

Explica José María Triper en ‘El Economista’, este 11 de abril de 2015, que el Instituto, dependiente de la Universidad Carlos III, resalta que el consumo privado en nuestro país, dista todavía 9,6 puntos porcentuales de su máximo en los años anteriores a la crisis, por lo que «proyectando la última tasa interanual calculada dentro del horizonte de previsión, aún tardaría un año más en alcanzar los niveles pre crisis».

Recuerda el informe que la previsiones sobre el tirón del consumo privado en España se basan en la reincorporación de parados al mercado laboral, y por tanto, «a la obtención de rentas salariales de, al menos parte, los activos que han quedado sin trabajo en la crisis».

Sin embargo explica que aunque las tasas de creación de empleo son altas, la reincorporación al empleo se está haciendo a salarios mucho más bajos de los que se pagaban en la parte alta del ciclo».

A ello se añade, también como efecto perjudicial para la recuperación del consumo privado, la «incidencia al mayor uso de los contratos a tiempo parcial, que derivan en una percepción de salarios notablemente por aquellos que son contratados bajo esta figura».

Circunstancias estas que llevan a los autores del informe a concluir que «el patrón de crecimiento económico que, según las previsiones, va a seguir la economía española en los próximos dos años es solamente sostenible durante un periodo relativamente corto, que podría fijarse hasta la recuperación de las magnitudes precrisis»,

En este escenario, y a la vista del posible efecto decreciente en la demanda interna en la eliminación del excedente de paro, el Instituto recomienda implementar medidas adicionales entre las que estima que «la de mayor recorrido sería impulsar subidas salariales durante un periodo limitado en el tiempo, en un mecanismo de política de rentas».

Este tipo de medidas -añade el informe- «tiene un recorrido y una duración mayor que las bajadas de impuestos, y admite la introducción de mecanismos correctores que minimicen el impacto en la competitividad donde se observase especialmente pernicioso».

Más empleo temporal

En el consejo del Instituto Flores de Lemus figuran Paulina Beato, Guillermo de la Dehesa, José Luis Feito, Emilio Ontiveros, Federico Prades y Narcís Serra, entre otros. Y, al margen de las consideraciones anteriores el informe de Situación Económica admite que los datos de afiliación a la Seguridad Social «sorprendió al alza», obligando a revisar al alza sus pronósticos sobre el crecimiento medio anual del empleo en términos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

De esta forma, las previsiones del Instituto estiman que el crecimiento medio del empleo en 2015 será del 3,1%, tres décimas superior al 2,8% previsto inicialmente. Mientras que en 2016 el crecimiento del empleo se desacelerará hasta el 2,5%.

En cuanto a la composición del empleo, la previsión que más varía es la referida al tipo de jornada, con una descenso de tres décimas, hasta el 1,8%, en la estimación de creación de puestos de trabajo indefinido, que contrasta con el aumento de 2,8 puntos porcentuales en el empleo temporal, que crecería un 9,1% en media anual. De esta forma, la tasa de temporalidad de la economía española se situaría en el 24,2%, ocho décimas más que al final de 2013.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído