El catedrático de Estructura Económica de la universidad Ramón Llull de Barcelona

Santiago Niño Becerra: «Los grandes perjudicados de la crisis son y serán jóvenes y autónomos»

"Los cambios provocados por la crisis serán permanentes"

Santiago Niño Becerra: "Los grandes perjudicados de la crisis son y serán jóvenes y autónomos"
Santiago Niño Becerra. CB

No cambia el decorado, lo que cambia es la sala en la que tiene lugar la función

El catedrático de Estructura Económica de la universidad Ramón Llull de Barcelona, Santiago Niño Becerra, escribía el pasado 12 de junio un texto titulado: ‘Los beneficiarios de la crisis’.

Este 1 de agosto de 2015 no s ofrece  la cruz de la moneda: aquellos a quienes la crisis ha perjudicado.

Advierte Niño Becerra que los cambios provocados por la crisis serán permanentes: los beneficiados seguirán beneficiándose, y los que han perdido van a seguir perdiendo.

El experto insiste en la idea de que esta crisis no está siendo coyuntural, sino que afecta directamente a los pilares de la economía y la sociedad.

«No cambia el decorado, lo que cambia es la sala en la que tiene lugar la función».

Añade en su artículo de La Carta de la Bolsa:

«Se ha perdido la ilusión de que todo puede ser mejor, no hay alternativa».

En concreto, señala cuáles son los grandes perjudicados por la crisis, «que son la mayoría», y ha advertido que las consecuencias serán «pobreza y desigualdad».

1. Los que no tienen propiedades

Las personas que solo pueden vender su trabajo, y que además han perdido (y más van a perder) cuanto de menos valor sea dicho trabajo. «Toda aquella persona que no tenga algo, que no sea propietaria de algo a lo que asirse… porque hacia donde vamos, la persona estará muy sola una vez los entes públicos y el modelo de protección social queden reducidos a una sombra de lo que fueron», denuncia. «Quienes no cuenten con algo sólido van a perder muchísimo».

2. Jóvenes

Las expectativas de los jóvenes no tienen nada que ver con las de sus antecesores en los años 60.

3. Pensionistas y dependientes

Todas las personas que por edad o estado físico dependan de subsidios estatales, porque cada vez van a disponer de menos recursos.

4. Autónomos

Los profesionales por cuenta propia, salvo que lleven a caso tareas muy especializadas o sean muy destacados en su campo, van a salir mal parados de la crisis.

En menor medida también se verán perjudicadas las pequeñas empresas, dependientes de sus clientes, aunque según su tamaño podrán trasladas las dificultades a sus proveedores y empleados.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído