Atrás deja una compañía exitosa que nació en 1923 tras la creación de Automóviles Luarca S. A., con un capital de 70.000 pesetas

Muere José Cosmen, fundador de Alsa, la mayor empresa de autobuses de España

Los orígenes del actual grupo se remontan a finales del XIX, cuando se creó en Luarca la compañía de diligencias 'La Ferrocarrilana'

Muere José Cosmen, fundador de Alsa, la mayor empresa de autobuses de España
José Cosmen EP

Los primeros datos escritos de las actividades de la familia se remontan a 1728, cuando Melchor Gaspar de Jovellanos lo citó en sus escritos a Juan Cosmen

El empresario asturiano José Cosmen, uno de los fundadores del grupo Alsa, ha muerto este domingo 1 de diciembre de 2013 en Oviedo. Su fallecimiento ha tenido lugar en el Centro Médico de la capital asturiana, donde Cosmen se encontraba hospitalizado, aquejado de una grave enfermedad.

Atrás deja una compañía exitosa que nació en 1923 tras la creación de Automóviles Luarca S. A., con un capital de 70.000 pesetas. Sus fundadores poco podían imaginar que acabaría convirtiéndose en la mayor empresa de autobuses de nuestro país. Hoy, la flota de Alsa, formada por más de 2.300 vehículos, recorre anualmente 330 millones de kilómetros para dar servicio a más de 144 millones de pasajeros, y la compañía tiene presencia en la mayor parte de países de la Unión Europea y el Norte de África.

LOS ORÍGENES

Los orígenes del actual grupo se remontan a finales del XIX, cuando se creó en la localidad asturiana de Luarca la compañía de diligencias La Ferrocarrilana, que alardeaba de ser capaz de cubrir la distancia con Oviedo (90 kilómetros) en apenas 15 horas. Posteriormente, en 1899, la empresa, renombrada El Luarca, automóviles de viajeros, sería capaz de recortar esta distancia a ocho horas gracias a la incorporación de un importantísimo avance: los primeros coches de vapor. El siguiente gran salto tecnológico llegaría en junio de 1916, con la compra de un coche de motor de gasolina.

SIEMPRE LIGADOS AL TRANSPORTE

Durante los siguientes años la compañía seguiría expandiéndose y especializándose en el transporte de viajeros. Sin embargo, la verdadera edad dorada del grupo comenzaría a partir de 1960, cuando Alsa absorbe los activos de la Empresa Cosmen, especializada en transportes, gestionada por una familia, los Cosmen, ligados al transporte desde hace más de tres siglos.

Los primeros datos escritos de las actividades de la familia se remontan a 1728, cuando Melchor Gaspar de Jovellanos citó en sus escritos a Juan Cosmen, que entonces regentaba un pequeño negocio de hospedería y caballos heredado de sus antepasados. En 1917 otro Cosmen, Secundino, funda en Cangas de Narcea La Popular, S. A.. Tras la absorción de 1960 José Cosmen Adelaida comenzó a comprar paquetes accionariales hasta que logró adquirir la mayoría del capital social.

EXPANSIÓN IMPARABLE

Con José Cosmen al frente, Alsacomienza una expansión imparable. En 1964, en pleno apogeo de la emigración a Europa, la compañía inaugura su primera ruta internacional: Oviedo-París-Bruselas y, el mismo año, el servicio regular Asturias-Madrid, como paso previo a la expansión a Portugal y Suiza.

El siguiente salto, en 1984, será mucho mayor: la República Popular China. Con la creación de una empresa mixta para la explotación de taxis en Shenzhen, al sureste del país, la compañía asturiana se convertía en una de las primeras empresas occidentales en invertir en el gigante asiático. Posteriormente, en 1999, Alsa cruzará el Estrecho de Gibraltar al asumir el transporte urbano de Marrakech, en Marruecos.

Paralelamente la empresa se dedicaría a afianzar su liderazgo en el mercado español. También en 1999 adquiere la empresa pública Enatcar, y en 2007 se hace con su competidor directo, el Grupo Continental Auto, por entonces segundo operador nacional de transporte de viajeros por carretera.

Poco antes, en 2005, había culminado la fusión con el operador británico National Express para crear un coloso europeo del transporte rodado. Ese año se separaron también los destinos de Alsa y Alsa China, que actualmente se gestionan de forma separada.

Ambas, sin embargo, mantienen algo en común: hay un Cosmen en su cúspide, ambos hijos de José. En la española, Jorge. Y en la china, Andrés. Éste último fue el encargado de cortar, el pasado martes, la cinta inaugural de una nueva central de transportes de Tianjin, que dará servicio a la tercera mayor ciudad del país, y el -por ahora- último destino de este gigante nacido en Asturias.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído