Cree que los independentistas "pueden tener algún argumento financiero"

El exministro socialista Miguel Sebastián, a favor de celebrar un referéndum vinculante en Cataluña

El exministro socialista Miguel Sebastián, a favor de celebrar un referéndum vinculante en Cataluña
Miguel Sebastián. EFE

El exministro socialista de Industria Miguel Sebastián cree que la independencia de Cataluña no traería nada bueno ni para la comunidad autónoma ni para España.

Sin embargo, cree que los independentistas «pueden tener algún argumento financiero» a su favor y, en contra de la voz mayoritaria de su partido, apuesta por celebrar un referéndum con carácter vinculante, confiado en la victoria del no a la ruptura, para calmar los ánimos y, a partir de ahí, iniciar una negociación para buscar un «acomodo» de Cataluña dentro de España.

Así lo ha asegurado en una entrevista concedida a Europa Press a propósito de la publicación de su libro ‘La falsa bonanza’, coincidiendo con el recrudecimiento en las últimas semanas del desafío secesionista en Cataluña, ante el que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha acordado con el Gobierno trabajar en favor de la unidad de España.

«Creo, y sé que estoy en minoría en mi partido, que hay que hacer el referéndum vinculante», afirma tajante. En su opinión, Rajoy o el futuro Gobierno de España debería tomar este camino, como hizo Reino Unido en el caso de Escocia.

«Te puede salir bien o mal, pero si no lo haces acabará saliendo mal, porque impedir a la gente votar es muy difícil de explicar, sobre todo a la gente joven», asegura.

El que fuera el último responsable de Industria del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero entre los años 2008 y 2011 y el responsable del programa económico con el que el PSOE ganó las elecciones de 2004 parte de la premisa de que se trata de un conflicto «emocional».

Sebastián no se cree que a los economistas del Gobierno catalán le salgan las cuentas de la independencia. «Yo no me lo creo, yo creo que la independencia es mala para Cataluña y para España. Es un tema emocional y lo peor que se puede hacer es ponerse farruco porque lo excitas», afirma.

Buena parte de esta cuestión emocional parte, a su juicio, precisamente de «haberse puesto farruco llevando al Constitucional el estatuto de Cataluña y que éste lo tumbara», en un proceso que se inició en 2006 a instancias del PP y que se completó con la sentencia del alto tribunal en 2010.

Por eso, Sebastián considera que «parte de la solución pasa por hacer el referéndum vinculante». «Lo acuerdas, formulas la pregunta y a partir de ahí estoy seguro que se gana, que saldrá el no, como en Escocia. Entonces, de ese debate que surge, habrá que buscar un acomodo para Cataluña, para que no se sienta maltratada porque creo que financieramente pueden tener algún argumento, como lo puede tener Madrid», concluye.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído