Freixenet se queda en Sant Sadurní d'Anoia

Josep Lluis Bonet, presidente de Freixenet: «Rajoy ha actuado con inteligencia en Cataluña»

El consejo de administración ha decidido finalmente mantener la sede social en Sant Sadurní d'Anoia

Josep Lluis Bonet, presidente de Freixenet: "Rajoy ha actuado con inteligencia en Cataluña"
Josep Lluis Bonet, presidente de Freixenet. PD

El consejo de Freixenet ha decidido mantener su sede social en Cataluña cuando la semana pasada el propio presidente, Josep Lluis Bonet (Barcelona, 1941), era partidario de preparar el traslado y abandonar Sant Sadurní d’Anoia después de más de un siglo de vida.

Bonet explica su cambio de opinión en conversación telefónica con Carlos Segovia, de ‘El Mundo’:

  • ¿Por qué ha cambiado de opinión? Cuando introduje hace unos días este punto en el orden del día del consejo, mi intención era trasladar la sede social, pero el contexto ha cambiado sustancialmente y he cambiado yo también de opinión. Se ha conseguido restablecer el orden constitucional y estatutario y se restaura el Estado de Derecho. Freixenet sigue así siendo como siempre una empresa catalana y española y nos hemos evitado el desarraigo que supondría cambiar de sede después de más de 100 años.
  • ¿Ha pasado ya lo peor en el peligro de secesión de Cataluña? Nunca se sabe, pero creo que el Gobierno de Rajoy ha actuado con inteligencia frente a ese peligro y ha puesto las urnas de forma rápida, de modo que los catalanes van a poder decidir.

El presidente de Freixenet, que es también presidente de la Cámara de Comercio de España, ha sido uno de los empresarios que se ha mostrado más críticos en los últimos meses con la deriva soberanista del Gobierno independentista de Puigdemont y sus consecuencias para la economía catalana.

La compañía emitió este 31 de octubre de 2017 un comunicado en el que justifica su decisión de mantener la sede social en Cataluña «por el cambio habido en los últimos días en la situación política y jurídica en Cataluña, en el sentido de afirmación del orden constitucional y estatutario democrático».

De esta forma, Freixenet se refiere implícitamente a la aplicación del artículo 155 de la Constitución por parte del Gobierno, que activó este precepto constitucional como reacción a la declaración unilateral de independencia (DUI) aprobada por el Parlamento catalán el pasado viernes.

«Se considera la necesidad de recuperar cuanto antes la dinámica económica positiva que se ha puesto en cuestión de forma grave en los últimos dos meses».

«La recuperación de la normalidad económica, en Catalunya y en España, aconseja en este momento y en estas nuevas circunstancias no proceder al cambio de sede social, como corresponden a una empresa catalana, y, por tanto, española como es Freixenet».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído