Dehesa de Luna apuesta por la graciano con su Dehesa de Luna Graciano 2017

Dehesa de Luna apuesta por la graciano con su Dehesa de Luna Graciano 2017

Dehesa de Luna Finca Reserva de Biodiversidad, en su apuesta por las variedades autóctonas, saca al mercado Dehesa de Luna Graciano 2017, un monovarietal de esta variedad española, no muy extendida en Castilla-La Mancha, que se ha aclimatado perfectamente tanto al suelo como al clima de La Roda, y en la que, rodeada de encinas, crece en la parcela La Cañada del Navajo.

Y es que Dehesa de Luna tiene 64 hectáreas de viñedo y en el año 2008 plantó una hectárea de graciano, una variedad autóctona por la que la bodega apostó por aportar acidez, frescura y color, y que, por lo tanto, resultaba idónea para ensamblar con otras variedades. Con la añada 2014 el equipo enológico de la bodega comprobó que podían elaborar un buen vino monovarietal de graciano en esta zona de España. Ahora la bodega presenta su cuarta añada, Dehesa de Luna Graciano 2017, un vino del que se han elaborado sólo 3.797 botellas que se venderán principalmente en el mercado nacional.

Dehesa de Luna Graciano 2017 procede de una sola hectárea de viñedo en La Cañada del Navajo, y ha tenido una crianza de 10 meses en barrica usada de 500 litros. Es un vino bien cubierto, de color rojo rubí con aromas a frutas rojas, monte bajo y hojarasca. Su PVP es de 15 €.

Dehesa de Luna también ha seguido apostando por esta variedad en su nueva viña La Noria de Luna y así, hace dos años, decidió plantar 2,6 hectáreas más de graciano, utilizando sistemas de conducción como el eje vertical y el sprawl, mucho mejor adaptados a los efectos del cambio climático, ya que como indica José Luis Asenjo, director técnico de la bodega, “necesitamos preservar el carácter inconfundible de la variedad para que continúe siendo útil en nuestros ensamblajes y pueda dar lugar a monovarietales de altísimo nivel”

Dehesa de Luna Graciano lleva en su etiqueta la imagen de un milano real, un ave que se caracteriza por su vuelo de maniobras inconfundibles y sus regates rápidos así como por su color y su cola ahorquillada. porque es digno de resaltarse que Dehesa de Luna Finca Reserva de Biodiversidad está habitada por fauna autóctona como águilas imperiales, avutardas y azores, entre otras especies, y cada vino es un homenaje a la fauna que convive con el viñedo de la bodega. Un ave, un vino. El vino Gran Luna está representado por el águila imperial, Dehesa de Luna Orígenes lleva en su etiqueta la perdiz roja y el Garnacha Blanca va unido al halcón peregrino.

Dehesa de Luna Finca Reserva de Biodiversidad está ubicada en el Campo de Montiel (La Roda-Albacete) y es un espacio natural de especial interés por su riqueza en fauna y flora. Dentro de este espacio de casi 3.000 hectáreas, Dehesa de Luna ha creado un viñedo único de 64 hectáreas rodeado de olivos, almendros y pistachos, y de encinas, coscojas y monte bajo.

OFERTAS ORO

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 41 Y EL 50% !!!

Una amplia variedad de las mejores ofertas de nuestra selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído