Así es la jaima de Gadafi

Así es la jaima de Gadafi

La jaima del presidente libio, Muammar el Gadafi, se calienta con cuatro radiadores eléctricos. El suelo se cubre con una alfombra de piel de vaca cubría de diez metros de largo por seis de ancho y sus «paredes» son telas en tonos tierra con dibujos de camellos. Huele a ganado. Varios corderos vivos esperaban a ser degollados en las cuadras, llenas de caballos. Pero él, por muy tradicional que sea la carpa, duerme en un hotel de lujo.

Dentro hay dos sofás de color marfil, dos sillones de plástico blancos, una silla presidencial, una mesa pequeña y otra más pequeña aún con un televisor no muy grande de pantalla plana, según informa Público.

Gadafi ha elegido Andalucía para el disfrute. Invitado por la familia real a cazar, según fuentes cercanas a la visita, Gadafi no quiere perderse una montería en la sierra. Ni dejar de acudir al Real Alcázar. Ni desaprovechar las terapias de los masajistas del spa, el más grande de España, según informan en el hotel.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído