Estuvieron rodeados de amigos y familiares

Paloma Cuevas y sus padres, sin consuelo, en el funeral de su hermano

Paloma Cuevas y sus padres, sin consuelo, en el funeral de su hermano
Paloma Cuevas y sus padres sin consuelo en el funeral de su hermano IVAN DEL MONTE

El martes 13 de enero, a las ocho y media de la tarde, se celebró en la madrileña iglesia de San Fermín de los Navarros el funeral por Victoriano Cuevas Díaz, ‘Nano’, el hermano de Paloma Cuevas, que falleció repentinamente el pasado 22 de diciembre con sólo 41 años de edad a causa de una afección pulmonar que le provocó una parada cardíaca.

Victoriano Cuevas era el único hijo varón de Victoriano Valencia, empresario taurino que actualmente ejerce de apoderado de su yerno, el torero Enrique Ponce, y de Paloma Díaz. El matrimonio tiene otras dos hijas: Paloma, casada con el popular diestro, y Verónica, la pequeña, que contrajo matrimonio el verano pasado con Manuel Pino. El fallecido era padre de dos hijos, un niño y una niña de corta edad.

La trágica noticia conmocionó a sus seres queridos, no sólo por lo inesperada, pues aunque ‘Nano’ fue operado del corazón hace unos años, estaba totalmente recuperado, sino también por las fechas en que se produjo: fue incinerado en el madrileño cementerio de La Almudena el mismo día de Nochebuena.

Como era de esperar, caras conocidas apoyaron a esta familia, que es muy querida y sigue totalmente destrozada. Se marcharon todos a la finca de Enrique Ponce en Jaén para pasar las Navidades, pero no logran recuperarse del golpe. Tendrá que pasar mucho tiempo para que poco a poco vayan superando la pena.

Además, ‘Nano’, aparte de ser el único varón, era un chico muy especial, muy alegre y con un corazón enorme, y estaba muy unido a su familia. Le apasionaba el mundo de los toros y le gustaba mucho acompañar a su padre y a su cuñado Enrique Ponce a sus compromisos taurinos, por lo que le van a echar mucho de menos.

LUIS ALFONSO DE BORBÓN CON SU MUJER MARGARITA VARGAS MOSTRARON SU CARIÑO A LA FAMILIA

Hasta la iglesia donde se ofició la misa se acercaron familiares y amigos de la familia. Sobre todo hubo que destacar la presencia de los amigos de Paloma Cuevas y Enrique Ponce como Lydia Bosch, que llegó del brazo de su madre, Lydia de Buen. Con ella llegaron también sus amigos Ramón García y Patricia Cerezo.

No podían faltar en este día tan emotivo otros dos grandes amigos de Paloma y Enrique, el matrimonio formado por Luis Alfonso de Borbón y Margarita. De luto, Luis Alfonso con corbata negra y Margarita vestida toda de negro, muestran todo su apoyo a sus amigos en estos durísimos momentos.

Destrozados y rotos de dolor, Victoriano y su mujer Paloma llegaban juntos a la iglesia. Su hija paloma llegó junto a su esposo Enrique Ponce, un gran apoyo para ella en estos momentos de tristeza. Tan elegante como siempre, Paloma lucía espléndida de riguroso luto.

Más amigas de Paloma y Enrique estuvieron presentes, Nieves Álvarez, que llegó junto a su marido Marco Severini; Nuria González y su hermana Yolanda; Susana Uribarri, que acudió acompañada de su chico Darek; Patricia Rato y su hija Alejandra; Nuria March; Marian Conde que acudió junto a su madre Mari Ángeles Sanz No quisieron faltar María Teresa Campos y su hija Terelu. Ambas se mostraron muy apenadas por la tragedia en la que ha quedado sumida la familia. La presentadora de ‘Qué tiempo tan feliz’ explicó «es muy duro sobre todo cuando se tratan de personas que nos quieren tanto y que nosotros queremos tanto. Es bastante difícil darles ánimos en estos momentos, poquito a poco».

Marina Danko, en compañía de su ex cuñada, Marta González, con la que sigue manteniendo una estrecha relación, su hermana Sonia y el novio de ésta, el cantante Juan Peña explicaba con la voz entrecortada «es una desgracia muy grande, una pena muy grande».

Finalizado el oficio religioso, la familia abandonaba la iglesia, desolada, intentando contener la emoción. Los padres del fallecido, Victoria Valencia y Paloma Díaz agradecían con apenas un hilo de voz las muestras de cariño recibidas por los medios de comunicación en estos dolorosos momentos.

El ex ganadero se apoyaba en su mujer y en su nieto, hijo del fallecido, quien se mostraba muy entero a pesar de su juventud. Entretanto la madre de Paloma Cuevas confesaba «ha sido un día muy difícil, no hay palabras. Los amigos nos han dado un poquitín de fuerzas. Muchas gracias a vosotros por todo».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído