A propósito de los problemas de salud de la presentadora de TVE

Ana Rosa Quintana: «He hablado con Mariló y me ha dicho que está ‘para comérsela»

Ana Rosa Quintana: "He hablado con Mariló y me ha dicho que está 'para comérsela"
Mariló Montero y Ana Rosa Quintana. EP

Un año más, Ana Rosa Quintana despide la temporada como líder de las mañanas. Orgullosa de haber conseguido seguir siendo líder de audiencia por undécimo año consecutivo, la periodista se marcha de vacaciones a la playa para disfrutar de sus pequeños y ejercer de ama de casa. El programa se queda este año en manos de Joaquín Prat y Sandra Barneda que aportará frescura al formato.

El incombustible magazine de información y entretenimiento que produce Cuarzo TV volverá con nuevas sorpresas en septiembre. A sus 58 años, la presentadora confiesa estar feliz con sus mellizos Juan y Jaime, fruto de su matrimonio con Juan Muñoz, junto a ellos y su primer hijo Álvaro volverá este año a cargar pilas para regresar con fuerza.

CHANCE: Once temporadas y sigues igual de estupenda

ANA ROSA QUINTANA: No te creas, es el maquillaje que es Lourdes. Doy gracias cada mañana, después de once años seguimos cerrando mejorando los datos. Tenemos el mejor equipo, gente con entusiasmo, talento y experiencia que se vuelva en el programa, esa es la clave.

CH: ¿Engancha el éxito?

AR: Claro que sí, tengo en mente parar algún día pero con la audiencia que tenemos, que llevamos tres años creciendo, sería muy desagradecida si lo dejase.

CH: ¿Te pones fecha?

AR: No, el día que deje de tener ilusión por el programa lo dejaré. Cada mañana cuando suena el despertador pataleo quiero dejar de madrugar algún día pero según llego a la redacción se me pasa todo y me lleno de alegría. Si la información fuera rutinaria quizá me hubiera cansado ya pero es todo lo contrario, me interesa muchísimo todo lo que está pasando en nuestro país. Me levanto con la radio y me acuesto con los periódicos digitales. Quién iba a pensar que iba a cambiar así el mapa político y que iba a haber tanto interés de la audiencia por los temas políticos que son los que a mi más me gustan. Estamos asistiendo a un cambio social, después de la crisis viene el cambio social.

CH: ¿Cómo has cambiado en estos once años?

AR: Creo que no mucho pero los años han pasado, el equipo cada años está mejor y yo tengo más seguridad y veo las cosas con más distancia.

CH: ¿Qué planes tienes para este verano?

AR: Descansar y disfrutar de la familia. Este trabajo te quita muchas horas de estar con los tuyos, llegas a casa pero las noticias siguen y las llamadas también así que ahora en verano es mi momento para dedicarme plenamente a ellos.

CH: ¿Te reservas ahora más tus opiniones que antes?

AR: No, al contrario, cada vez me implico más. Yo ya soy como Manuela Carmena, llega un momento en el que una tiene que decir lo que le parece. Por qué no dar tu opinión si la das de verdad, otra cosa es manipular jugando a que no la das.

CH: Tu gran baza fue convertirte en productora

AR: Fueron las circunstancias, siempre he tenido empresas, mi padre era vendedor y he debido heredar algo, me gusta el mundo de la televisión y siempre he pensado que estar en pantalla es algo efímero, en mi caso está durando mucho pero no es lo normal. Quería seguir involucrada en el mundo de la comunicación y por eso empecé a trabajar con la productora pero me da mucho trabajo.

CH: Pesa ser una persona tan influyente en las casas

AR: No, puedo acertar o equivocarme en lo que digo pero no estoy condicionada por nadie, ni defiendo los intereses de nadie, me siento libre. Sigo siendo la misma de siempre, para la gente soy como la vecina, la prima, la amiga o la confidente. Hago una vida tremendamente normal, si me reconocen por la calle se me acercan de manera encantadora y nada más. No soy una estrella, sino una currante más.

CH: Un dato así deja mucha tranquilidad

AR: Sí pero las cadenas no se casan con nadie, si no presentamos un formato que encaje y sea de éxito no sirve de nada un buen dato de audiencia.

CH: ¿Asumes ya el cetro de «reina de las mañanas»?

AR: No, nada de eso, no quiero ser reina de nada que luego la corona te la quitan en un momento.

CH: ¿Te tiran mucho de las orejas en casa por faltar?

AR: No, están ya acostumbrados, desde que mis hijos han nacido no les he llevado al colegio ni un solo días. Por eso soy estricta en parar cuando ellos paran. Lo mismo en vacaciones, les han dado las vacaciones este viernes y este viernes las he empezado yo. Voy con los tacones, deprisa y corriendo, siempre llegando tarde pero ellos están muy contentos con cómo nos organizamos y yo también.

CH: ¿Has hablado con Mariló?

AR: Sí, me dijo que estaba «para comerla», literalmente. Vi la noticia, me preocupé y la llamé y eso me dijo, que no es más que un problemilla y que está estupenda.

CH: ¿Tu cómo te mantienes en forma?

AR: Me cuido muy poco, me aburre lo de cuidarme. Me tomo mi tapita y mi cervecita, salgo los fines de semana y engordo como cualquier persona normal. No voy al gimnasio, este año me apunté pero he ido tres días y sigo pagando. Hago lo que me gusta, estoy contenta con mi familia, mi marido y mis hijos, me encantan mis compañeros y nos lo pasamos genial trabajando juntos. Ese es mi secreto

CH: ¿Que es para ti el éxito?

AR: Trabajar contenta, me lo paso bien y disfruto trabajando

CH: ¿Cómo es la Ana Rosa jefa?

AR: Soy muy buena jefa, no soy jefa sino compañera. Tengo buen carácter y además, no dirijo el programa así que doy la cara amable.

CH: ¿En casa mandas más?

AR: No, tampoco. Digo las cosas, no me quedo nada dentro para no tener úlcera de estómago. Pero no me compensa estar enfadada, cuando no me gusta algo doy un portazo y me voy.

CH: ¿Se crean muchos enemigos en televisión?

AR: Yo creo que no, al menos no soy consciente.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído