The Boss es hombre de dos mujeres... ¿Y alguna amante?

¿Tiene amantes secretas el gran Bruce Springsteen?

La mujer de su vida, de la de Springsteen, es probablemente Patricia Scialfa, a quien el Jefe empezó a conocer hacia 1984, cuando ella se incorporó a la E Street Band

A lo largo de los 66 años que tiene el de Nueva Jersey (el 23 de septiembre le caen 67 porque, por supuesto, es Libra), no se le han conocido rosarios de amantes como a otros ídolos del rock

Si un hombre puede camelarse al público hasta el punto de vender 120 millones de discos en todo el mundo, qué éxito puede tener semejante macho alfa cuando pone en marcha su máquina de seducir.

Bruce Springsteen, como supondrá cualquier fan, especialmente las asistentes a sus conciertos de la gira española, despierta los instintos más primarios de su siempre fiel público femenino, aunque ha escrito más canciones que historias de amor.

Sólo unas pocas afortunadas han podido cumplir el deseo de conocer en la intimidad de un dormitorio al Boss. Al menos eso es lo que dice la cara visible del autor de The River: A lo largo de los 66 años que tiene el de Nueva Jersey (el 23 de septiembre le caen 67 porque, por supuesto, es Libra), no se le han conocido rosarios de amantes como a otros ídolos del rock.

Nada que ver con casos como el del fallecido Prince o no digamos su amigo el Rolling Stone Mick Jagger quien, más que un canto rodado, podría ser rebautizado como un canto al sexo.

La mujer de su vida, de la de Springsteen, es probablemente Patricia Scialfa, a quien el Jefe empezó a conocer hacia 1984, cuando ella se incorporó a la E Street Band.

Pero en octubre de aquel año el corazón de Bruce estaba ocupado por una bella modelo de 24 años.

Tan pirado estaba por la joven católica (como él) que dicen fue entonces cuando se machacó durante meses en el gimnasio para esculpir ese cuerpo hipersexualizado que mantiene hoy en día, tres décadas después.

Julianne Phillips era una supermodelo y a su edad ya ganaba cerca de 2.000 dólares al día gracias a sus trabajos con la mejor agencia del planeta: Elite decidió llevarse a una de sus joyas a Los Ángeles para que probara fortuna en el cine y la televisión, donde hizo carrera poco después.

Mientras la pelirroja de origen siciliano hacía méritos para ser admitida en la E Street Band, Bruce no la prestaba tanta atención como a otra chica. Él movía los hilos para que su modelo favorita actuase en el vídeoclip de Glory Days, la canción fue grabada en 1982, aunque el vídeo fue publicado en 1985.

Vamos, que Patti la pelirroja no pudo disfrutar del cuerpo de Springsteen, al menos hasta donde sabemos, ya que el cantante estaba loco con Julianne Phillips. La maniquí y el rockero, que son como la versión americana de la tonadillera y el torero de aquí, se casaron en mayo de 1985.

‘Ten cuidado no vayas a conseguir aquello que deseas’, dice un conocido proverbio: si Bruce estaba loco por Julianne hasta que la cazó, una vez la puso el anillo su amor empezó a desmoronarse. Si alguien puede decir que no hay mayor enemigo de la pasión que el matrimonio esa es Julianne. No lo decimos nosotros: el propio cantante describe aquellos sentimientos en los temas que conformarían The Tunnel Of Love, trabajo publicado en 1987 y que es una oda a la muerte de su cariño por su primera esposa.

No tardó el autor de Born in the USA en encontrar consuelo femenino en su compañera Patricia Scialfa, ya que ese mismo año inició el romance con la multinstrumentalista, como se encargó de recoger la revista People (en la imagen) aunque el cantante seguía casado con la modelo, de la que se divorció en 1989.

Patti estaba dispuesta a cazar al Jefe como fuera. Realmente era su Boss pero sobre todo era el hombre con el que quería pasar su vida y tener hijos. Y lo hizo realidad. Primero decidió aparcar sus aspiraciones musicales, hasta el punto de posponer la publicación de un disco propio, para entregarse en cuerpo y alma a Springsteen. No sólo se instaló en su casa, sino que decidió acompañar al cantante por todo el mundo, de nuevo como miembro de la E Street Band. A partir de entonces la pareja no se separaría casi para nada.

Pese a que obtuvo en 1989 el divorcio de la modelo Julianne Phillip, quien triunfó como actriz a mediados de los 90 con la serie Hermanas, el Boss se resistió inicialmente a formalizar su amor con la pelirroja. De hecho, llegó antes el primer hijo de la pareja, Evan, que nació en julio de 1990, una vez tuvo el divorcio de su primera esposa, pero antes de que decidiera casarse de nuevo en junio de 1991. Sólo ellos -católicos- saben si tomaron la decisión de oficializar su unión por el nuevo embarazo de Patti, ya que el segundo hijo del matrimonio, la amazona Jessica -ahora en España para participar en un concurso ecuestre-, nacería siete meses después de la boda.

Los Springsteen cerraron el cupo familiar con Samuel Ryal, que nació en 1995 y decidió meterse a bombero hace un par de años: pura vocación porque dinero no les falta a su madre y sobre todo a su padre, quien solo el año pasado ingresó 81 millones de dólares gracias a su gira, según Forbes.

La imagen de buen americano y esposo fiel que ha logrado perfilar Bruce con sus himnos está oscurecida por la sombra de la infidelidad: el engaño ha planeado sobre el cantante en más de una ocasión, aunque sólo una joven ha salido a la palestra para dar detalles: Anne Kelly apareció en 2010 y se dijo que había mantenido un affaire con el artista después de que ambos se conocieran en un gimnasio.

La prensa sensacionalista de Estados Unidos no tardó en hacer sangre del supuesto romance, mientras que el Boss y Patricia se agarraban a sus creencias cristianas para salvar su matrimonio. Al menos, eso dio a entender Anne Kelly durante su tournée mediática. Quizá sea éste el motivo por el que Patti Scialfa no ha vuelto a dejar que su marido se vaya de gira sin la E Street Band, donde ella toca casi todo y por supuesto vigila al Jefe.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído