"A ti te puede no apetecer follar en ese momento y lo haces"

La actriz porno Amarna Miller habla de los días que no le apetece trabajar y en Twitter se ponen calientes

"La gente piensa que si una persona no quiere follar es que la están violando, están forzándola y no"

Las feministas linchan a Amarna Miller: 'mi cuerpo, mis normas'... menos si eres una pornostar

Y llegó Amarna Miller, y fue como cuando la mecha llega a la dinamita. Si el tema del sexo consentido, sexo por obligación o violación romántica no estaba suficientemente caliente, la actriz ha terminado de torrarlo.

Cuando la actriz porno española concedió una entrevista —el pasado 30 de mayo– en un canal de Youtube llamado The Tripletz, poco le hacía presagiar la gran repercusión iban a tener sus palabras.

Miller es más conocida en los últimos tiempos por su activismo feminista y opiniones intelectuales que por su trabajo en la industria del porno.

Lo que a algunos, que van de iconoclastas oficiales, parece que no ha gustado mucho, como dejan patente los chistosos de ‘El Jueves’:

Durante su entrevista en The Tripletz, y con el afán de profundizar en el día a día de su trabajo en el porno, Miller opinó sobre cómo afronta esos días en los que no te apetece trabajar:

«Es un trabajo. No está mal dedicarse al porno por necesidad. Trabajas por dinero. Si tú estás friendo patatas fritas en un McDonald’s no es porque te encante freír patatas».

Sin embargo, y en su afán de no dejar cabos sueltos, Miller profundizó en su argumentación con unas palabras que han provocado una tremenda polémica en Twitter.

Afirmó la actriz porno española:

«La gente piensa que si una persona no quiere follar es que la están violando, están forzándola. Y no. A ti te puede no apetecer follar en ese momento y lo haces».

Ante el revuelo provocado por esta afirmación, la actriz ha querido incidir en la idea a través de Twitter:

Sin embargo, Miller no ha logrado detener el aluvión de aquellos que la acusan de normalizar las violaciones y de quienes le preguntan dónde está su feminismo.

El linchamiento es brital y los papanatas, estrechos, feministas de salón y atontados cargan en masa, incluyendo en la jauría a personajillos como Lucía Etxeberría:

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido