El FBI tiene tres sospechosos de la desaparición de Maddie

(PD).- El caso Madeleine da su enésimo giro. Y es que las investigaciones para encontrar a la niña inglesa siguen en marcha, más de 200 días después de que desapareciera misteriosamente del complejo de apartamentos Ocean Club, en el Algarve (Portugal).

Según recogen medios británicos, el FBI analizará las imágenes captadas por las cámaras del circuito cerrado de televisión del Ocean Club que, supuestamente, muestran a tres hombres sospechosos, que «actúan de forma furtiva y sospechosa», cerca del apartamento en el que desapareció la pequeña.

La grabación, que estaba guardada desde el comienzo de la investigación, había sido desechada por la mala calidad de las imágenes, pero el nuevo jefe de la investigación, Paulo Rebelo, decidió que se volvieran a examinar, publica Clarín.

Testigo crucial

La policía portuguesa cree ahora que el camarero del restaurante, donde Kate y Gerry McCann cenaban a diario, podría demostrar que la pareja miente sobre la desaparición de su hija, según publica Daily Express.

Se cree que el camarero portugués fue la primera persona que vio a Kate McCann dar la voz de alarma tras descubrir que su hija había desaparecido del apartamento familiar en Praia da Luz.

Tan crucial se considera su declaración que este testigo ha sido entrevistado en tres ocasiones. Sin embargo, la prueba que fundamenta la sospecha es que, en lugar de volver corriendo al restaurante en el que cenaban, Kate salió al balcón y gritó: «¡Se la han llevado, se la han llevado!».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído