LO DISFRAZÓ DE ACCIDENTE

Una mujer mata de un ‘platazo’ en la cabeza a su marido en Alicante y trata de ocultarlo como un accidente

Una mujer mata de un 'platazo' en la cabeza a su marido en Alicante y trata de ocultarlo como un accidente
Casa donde se produjeron los hechos. Tony Sevilla/D.Información

Un hombre de 84 años ha fallecido esta semana en el hospital de Orihuela diez días después de ser ingresado en estado crítico con dos graves lesiones en la cabeza que le causó presuntamente su esposa, de 83 años, con un plato cerámico en el domicilio conyugal, situado en una pedanía oriolana.

Tal y como recoge el diario local Información, un hijo del fallecido fue quien denunció el caso ante la Policía al sospechar que su padre había sido agredido por su madre, pese a que ella atribuyó las lesiones a un accidente doméstico. La mujer fue detenida el mismo día de la agresión, el 7 de septiembre, y tras pasar a disposición judicial se acordó su ingreso en prisión, inicialmente por tentativa de homicidio, ahora ya como homicidio.

Fría, despreocupada, nada afligida y sin interesarse por el estado de salud de su marido. Así se mostró la mujer de 83 años cuando sus hijos acudieron al domicilio de sus padres la mañana del 7 de septiembre. «Estará durmiendo», llegó a decirle la mujer a una hija que acudió a primera hora de la mañana y vio a su padre tendido en el suelo del garaje de la vivienda con un charco de sangre a su alrededor. La esposa llamó a las seis de la madrugada a su hija para alertarla de lo ocurrido. Le explicó que sobre las tres escuchó un ruido pero no le dio importancia y posteriormente encontró a su marido en el suelo del garaje.

El hombre presentaba dos lesiones graves en la cabeza y fue evacuado en ambulancia al hospital. Por su parte, un hijo del octogenario acudió a la comisaría de Orihuela y comunicó a la Policía que sospechaba que su propia madre podría haberle causado las heridas y contó que la tarde anterior habían mantenido una discusión y que desde hacía más de seis años tenían conflictos de pareja.

Agentes de Seguridad Ciudadana, Policía Judicial y Policía Científica acudieron al domicilio y en la inspección hallaron restos de sangre en las paredes pese a que la detenida presuntamente había limpiado minuciosamente el lugar. Asimismo, en un cubo de la basura descubrieron trozos de un plato cerámico y en el canto de uno de ellos detectaron restos biológicos que presuntamente pertenecen a la víctima.

Las pesquisas policiales y el informe médico que apuntaba a que las dos lesiones en la cabeza fueron realizadas con un objeto contundente motivaron que la Policía procediera a la detención de la mujer de 83 años. Tras pasar a disposición judicial se acordó su ingreso en prisión preventiva.

La investigación que permitió descubrir que el hombre fue agredido y no resultó herido en un accidente doméstico ha sido realizada de forma conjunta por agentes de las brigadas de Policía Judicial y Policía Científica de la Comisaría de Orihuela.

Te puede interesar

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído