CUMPLÍA CONDENA DE 18 AÑOS POR EL ASESINATO DE LA MENOR

Rosario Porto, la madre adoptiva y asesina de la niña Asunta Basterra, se ahorca en prisión

Funcionarios de la cárcel de Brieva han encontrado su cuerpo sin vida

Rosario Porto, la madre adoptiva y asesina de la niña Asunta Basterra, se ahorca en prisión
Rosario Porto, madre de Asunta Basterra.

Funcionarios de la cárcel de Brieva (Ávila) han encontrado en la mañana de este 18 de noviembre de 2020 el cuerpo sin vida de Rosario Porto, la madre de Asunta Basterra.

Según las primeras informaciones, Porto ha aparecido colgada de un cinturón de tela atado a la ventana.

Fuentes penitenciarias han indicado a Efe que en el recuento de la mañana los funcionarios han echado en falta a la reclusa y cuando han acudido a su celda la han encontrado ahorcada.

Porto cumplía una condena de 18 años por el asesinato de Asunta en La Coruña.

 

No era la primera vez que intentaba suicidarse

Porto había intentado poner fin a su vida en repetidas ocasiones.

En 2018 intentó consumar el que era su segundo intento de suicidio, tras haber sido hospitalizada en una primera ocasión por ingesta de pastillas.

Los hechos tuvieron lugar el 12 de noviembre de 2018 cuando la condenada, interna en ese momento en la cárcel de A Lama (Pontevedra), se enroscó un cordón de la sudadera de un chándal alrededor del cuello estando en la ducha, y llamó a voces a su compañera de celda alertándola de lo que estaba haciendo, por lo que los funcionarios acudieron de inmediato y el episodio terminó ahí.

 

No se sabe si se trató de un simple intento por llamar la atención o si realmente la abogada intentaba acabar con su vida.

Un año antes había sido tratada por una ingesta de pastillas. Aquella vez, Porto, apareció ese viernes 24 de febrero de 2017 desmayada en su celda de la cárcel de Teixeiro (A Coruña), coincidiendo con el día en que iba a ser trasladada de prisión, para cumplir condena en la de A Lama, en Pontevedra.

Rosario Porto y Alfonso Basterra, declarados culpables de la muerte de Asunta por un jurado popular

Un jurado popular declaró a Rosario Porto y a Alfonso Basterra culpables del asesinato de su hija Asunta, fallecida el 21 de septiembre de 2013 y cuyo cuerpo fue localizado en una pista forestal de Teo (A Coruña) durante la madrugada siguiente.

Asunta Basterra falleció entre las 16.00 y las 20.00 horas del día 21 de septiembre de 2013 por asfixia, sofocada con un objeto «blando y deformable», según recoge la autopsia, que determinó también que no había sido agredida sexualmente. En el momento de su muerte, además, tenía en su organismo una dosis «tóxica» de lorazepam –principio activo del Orfidal– que anuló su capacidad de defenderse.

En un momento próximo a su muerte –inmediatamente antes o después– el cuerpo de la niña fue atado y posteriormente trasladado a una pista forestal del lugar de Feros, donde fue «colocado» en el talud de una cuneta. Dos hombres que circulaban por la zona la encontraron pasadas las 1.00 horas del día 22.

Los análisis toxicológicos permitieron determinar que Asunta había sido sedada de forma continuada con dos benzodiacepinas en los tres o cuatro meses anteriores a su muerte, en los que registró varios episodios en los que acudió a clase con síntomas de somnolencia.

A raíz de las primeras indagaciones, que comenzaron la misma madrugada, la madre de la menor, Rosario Porto, fue detenida el día 24 de septiembre, tras asistir a la incineración de su hija. El padre, Alfonso Basterra, fue detenido al día siguiente, en el transcurso de un registro.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído