LA MADRUGADA DEL PASADO SÁBADO FUE HALLADO SU CUERPO EN UNA LUJOSA CAMIONETA BMW

El asesinato de ‘El Chino Ántrax’: ascenso y caída de un brutal homicida a manos del Cártel de Sinaloa

"El Ántrax" fue puesto en libertad condicional el pasado 3 de marzo

El asesinato de ‘El Chino Ántrax’: ascenso y caída de un brutal homicida a manos del Cártel de Sinaloa
El asesinato de ‘El Chino Ántrax’ en Sinaloa, México

El pasado sábado 16 de mayo fue hallado el cuerpo del peligroso narcotraficante José Rodrigo Aréchiga Gamboa, conocido como «El Chino Ántrax».

Una camioneta lujosa, marca BMW modelo X5, fue encontrada con los cuerpos del narco y sus acompañantes: su hermana y su cuñado, en una comunidad de Culiacán, capital de Sinaloa. El asesinato podría tratarse de un ajuste de cuentas del propio cártel de Sinaloa contra el criminal, por la información que este habría desvelado a la justicia estadounidense.

Jose Rodrigo Aréchiga Gamboa, «El Chino Ántrax», fundador de «Los Ántrax», nació el 15 de junio de 1983 en Culiacán, Sinaloa. Antes de su incursión al mundo del narco, era el líder de pandillas en la capital sinaloense y tenía un puesto de tacos.

Desde sus inicios, en la década del 2000, ya mostraba su frialdad para asesinar y delinquir, con esto se hizo un nombre en Sinaloa hasta ser reclutado y entrenado por el «Cártel de Sinaloa», con el objetivo de convertirse en guardaespaldas de Vicente Zambada, ‘El Vicentillo’, hijo del líder de la agrupación Ismael ‘El Mayo’ Zambada.

Precisamente, algunas versiones manejan que su apodo nació de un dicho del mismo criminal, quien al describirse para el Cártel, dijo de sí mismo que era como el virus del ántrax: «Una vez que entras en contacto con la bacteria, ya estás prácticamente muerto».

Así fueron sus inicios en dicha organización delictiva hasta que en 2008, tras la captura de Vicente Zambada Niebla, ‘El Chino Ántrax’ se convirtió en jefe de plaza de Culiacán.

Además, con la separación de la organización de Sinaloa y el Cártel de los Beltrán Leyva, también en 2008, Aréchiga Gamboa formó su propio grupo del crimen «Los Ántrax», un grupo descrito como «extremadamente violentos», encargados de proteger a ‘El Mayo’ Zambada, principalmente en Culiacán, Sinaloa, pero también con presencia en estados como Sonora, Durango, Chihuahua y Nuevo León.

En 2013, se les ordenó a Los Ántrax evitar a toda costa la entrada a Sinaloa del Cártel de los Zetas, agrupación dedicada al narcotráfico principalmente en el noreste del México, es decir, del otro extremo de Sinaloa.

Ya como jefe de los sicarios, ‘El Chino Ántrax’ se consolidó como un miembro superior del Cártel de Sinaloa. Sus funciones empezaron a implicarlo cada vez más en el funcionamiento de la organización hasta que llegó a convertirse en el encargado de la logística y transporte del propio «Chapo» Guzmán, antes de que fuera detenido.

José Aréchiga no vacilaba en mostrar el poder que adquiría. En sus supuestas cuentas de redes sociales presumía de sus viajes alrededor del mundo, así como lujos y ropa de las principales marca a nivel mundial. Precisamente, fue gracias a que documentaba todo en redes que un rastreo de su cuenta de Instagram permitió a las autoridades estadounidenses dar con el paradero de Aréchiga.

El 30 de diciembre de 2013, ‘El Chino Ántrax’ fue detenido en el aeropuerto de Schiphol en Amsterdam, Países Bajos, a petición de Estados Unidos. El criminal viajaba con un nombre falso, «Norberto Sicairos García».

Posteriormente, Aréchiga Gamboa se declaró culpable en un tribunal federal de Estados Unidos, el 20 de mayo de 2015. El capo admitió que, como miembro de alto nivel del Cártel de Sinaloa en México, él y sus cómplices coordinaron el transporte de toneladas de cocaína y marihuana en la Unión Americana, y participó en violencia relacionada con la organización criminal. El mexicano fue acusado de importar 5 kilos de cocaína y 1,000 kilos de marihuana a EEUU.

Frank J. Ragen, abogado del narco mexicano, negoció con la fiscalía para que su cliente purgara cinco años más en arresto domiciliario y se le permitiera salir en un radio no mayor de 500 metros de su casa, y si lo hacía debía notificar antes a sus supervisores. A lo que la magistrada Dana M Sabraw accedió en parte por el buen comportamiento de ‘El Chino Ántrax’ y por su cooperación -al brindar información- con los fiscales.

El 12 de diciembre del 2019, las autoridades estadounidenses le otorgaron la libertad condicional y le asignaron un domicilio en San Diego para que concluyera su sentencia. Así, Aréchiga Gamboa fue puesto en libertad condicional el pasado 3 de marzo, luego de cumplir una sentencia de 87 meses en la cárcel de máxima seguridad Metropolitan Correctional Center de San Diego.

​Sin embargo, hace unos 10 días las autoridades estadounidenses notificaron que «El Chino Ántrax» había burlado la libertad condicional, sin establecer exactamente el día de su fuga.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído