¡Visca l’Estat català! ¡Visca el Barça! ¡Visquin las caenas!

A veces sólo la ira nos saca del letargo. España me aburre, me adormece. Menos más que nos queda Cataluña para recordarnos por qué hemos llegado a este segundo 98. Es nuestra vocación de súbditos, ese eterno ¡Vivan las caenas! con el que antaño salía el populacho a celebrar su esclavitud y que eternamente retorna. Lo que ha acordado Convergència en su reciente congreso, además de continuar como partido familiar, de un Pujol a otro Pujol, es el calendario con el que piensan mantener los chantajes y «Trágalas» sobre España.

1º El Pacto Fiscal.

2º Cuando obtengan el Pacto Fiscal, entonces la Hacienda Propia, o sigui, ni un duro para España ni por equivocación. Mantendrán sus colonias comerciales, pero sin la menor compensación.

3º Cuando ya nos hayan acostumbrado a vendernos hasta la saliva y darles las gracias por pisarnos, entonces asiento propio en la UE, el Estado catalán, y mero mantenimiento como ficción de la Monarquía compartida.

Y ahora, amiguitos de todas las Españas que saldréis a celebrar los próximos éxitos del equipo de Covergència y el nacionalismo, tots junts, ¡Visca el Barça! ¡Visca San Josep Guardiola! ¡Visquin las caenas!

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído