El bonzo y los comisarios del bienestar

El hombre que se abrasó esta semana en la avenida de la Libertad de Murcia era yo. Éramos todos. La Inquisición fue el Estado durante las teocracias. Podía encarcelarnos, purgarnos o quemarnos para nuestra salvación. Luego el Estado moderno, que vino para traer la libertad, ha terminado por convertirse en Inquisición en sí mismo. Hoy no manda dominicos, sino un ejército de burócratas de esos llamados servicios sociales a los que ha convencido de que poseen la llave de la felicidad, facultados para imponerla con bisturíes de expediente y hielo. Para decidir con quiénes podemos criarnos, a qué hijos tenemos derecho, si les gusta o no nuestra vida. Nos pueden romper hasta la sangre. La sangre de nuestra sangre ya no es nuestra, los hijos no son de sus padres, sino del Estado, el Leviatán, el Horror que nos destruye para salvarnos. No es sólo ese padre-bonzo al que condenaron a la soledad y al dolor de vivir sin sus hijas. Recuerdo también a esa abuela a la que le niegan vivir con sus nietos. Hoy ya no somos pecadores, pero corremos el gravísimo riesgo de ser diagnosticados. Esa es la nueva herejía, o la de siempre, apartarse de lo que los Servicios Sociales determinan como normalidad. Todos somos enfermos potenciales para estos nuevos loqueros que, apoyados por una justicia que cree que su balanza es la de Dios, pueden ahora lobotomizar nuestras vidas, reducirlas a cenizas. Eso es lo que nos ha mostrado con su inmolación este hombre desesperado, diagnosticado de incapaz para cuidar de sus hijas diagnosticadas de incapaces. Arrancarle sus hijos a un hombre es el atentado más grave contra la libertad, contra la dignidad, contra la vida que puede cometerse. Hemos querido un Estado que lo resolviera todo, y a cambio le hemos ido entregando nuestra alma. El Estado-ojo, el Estado-aguja, el Estado-conciencia. La nueva Teocracia social e informática que nos aplasta por nuestro bien. Con más medios que nunca.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído