Muere jefe de las FARC y detienen a un rebelde implicado en la muerte de quince policías

Muere jefe de las FARC y detienen a un rebelde implicado en la muerte de quince policías
. EFE/Archivo

Un jefe de las FARC, a quien se acusaba de la muerte de cinco soldados, fue dado de baja hoy y otro guerrillero, presunto responsable del asesinato de quince policías en septiembre pasado, fue detenido por las autoridades, informó el ministro colombiano de Defensa, Rodrigo Rivera.

El funcionario precisó a periodistas que en una operación conjunta del Ejército y la Policía fue abatido alias el «Flaco Ramiro», jefe de la compañía «Gerardo Guevara» de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), quien participó en el asesinato de cinco militares en El Bagre, departamento de Antioquia (noroeste), el pasado 5 de septiembre.

No se precisó el sitio en que se produjeron los combates en los que resultó muerto el jefe guerrillero, quien según Rivera, es cercano a Félix Antonio Muñoz Lascarro, alias «Pastor Álape», comandante del bloque Madgalena Medio de esa organizacióm armada.

«Alape» fue designado por las FARC como el sucesor de Víctor Julio Suárez Rojas, alias «Jorge Briceño» o «Mono Jojoy», jefe militar de esa guerrilla, muerto en un bombardeo a su campamento en La Macarena, departamento del Meta (sur), el pasado 22 de septiembre.

El ministro Rivera señaló que en esta operación también fue capturado otro guerrillero, pero no entregó más detalles.

Por otro lado, Rivera confirmó que las autoridades capturaron, en Armenia, capital del Quindío (centro oeste), a William Rojas, alias «Colacho», integrante del bloque sur de las FARC.

Según Rivera, alias «Colacho» tuvo participación en la planificación y ejecución de un acto terrorista perpetrado el 1 de septiembre en El Doncello, departamento del Caquetá (sur), en el que los rebeldes emboscaron a una patrulla policial y mataron a 15 agentes.

«Él ya aceptó cargos por rebelión y en los próximos días se estará actuando para que se le formulen cargos por su participación y planeación en el acto terrorista que cobró la vida de 15 policías», indicó Rivera.

Para el titular de la cartera de Defensa, «estos dos golpes demuestran que el crimen no paga» y que «todo ataque narcoterrorista» será objeto de la más severa aplicación de la ley y se perseguirá a los responsables sin descanso.

Rivera, que al igual que todo el gabinete del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, participa en una reunión en la que se evalúa lo hecho por esta Administración en los primeros 100 días de Gobierno, felicitó a los mandos de la Policía y del Ejército, por el trabajo realizado y reiteró que «el crimen no paga».

La muerte de los 15 policías en El Doncello, es el peor ataque de las FARC desde que Santos asumió el poder el 7 de agosto.

La acción fue severamente criticada por organismos locales e internacionales, pues además de rematarlos con tiros de gracia, los cuerpos de los policías fueron rociados con gasolina y luego incinerados.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído