[VÍDEO] Muelen a palos a los agentes antidisturbios con puertas, garrotes y estanterías

La brutal paliza de los manifestantes a la Policía ucraniana

La oposición de Ucrania seguirá su batalla pese a las concesiones de Víktor Yanukóvich

El fervor va decrecindo en la Plaza de la Independencia, donde este domingo se concentraron muchos menos manifestantes que de costumbre

La violencia gana enteros en las protestas que sacuden Ucrania desde hace dos meses y que han ganado intensidad en las últimas semanas.

Los manifestantes se han desplazado al interior de los edificios gubernamentales, desde el ministerio de Agricultura hasta, esta madrugada la Casa de Ucrania.

En concreto, las imágenes reproducidas por la agencia RT muestran como los manifestantes de la ciudad de Vinnitsa ocupan el edificio del consejo municipal, arrinconando a las fuerzas de seguridad en su interior.

Los manifestantes arrebataron sus escudos, les arrinconaron y atacaron con toda clase de objetos: puertas, estanterias, palos…

La Policía, superada

Las imágenes de VInnitsa no son un caso aislado. La Policía, que en esta ocasión aguanta la tremenda paliza sin echar mano nunca de sus armas reglamentaris, se ve completamente superada por los manifestantes en las últimas semanas.

Los manifestantes ucranianos pusieron esta madrugada fin a la tregua al asaltar el edificio de la Casa Ucraniana en el centro de Kiev, donde se encuentran refugiados en torno a un centenar de efectivos antidisturbios.

Los opositores rompieron los ventanales del edificio y comenzaron a lanzar cócteles molotov y petardos en su interior, lo que provocó varios incendios, que fueron sofocados con extintores por los efectivos de Berkut (destacamento especial antidisturbios).

En el interior del edificio, antiguo Museo Lenin, se podía ver cómo estallaban los fuegos de artificio que lanzaban los manifestantes a través de los ventanales y las chispas saltaban en todas las direcciones, mientras los policías respondían con bombas aturdidoras, chorros de agua y gases lacrimógenos.

No obstante, los manifestantes, en su mayoría jóvenes, no se arredraron y, pese a las bajas temperaturas que rondan los 15-20 grados bajo cero, se concentraron cada vez en mayor número en las puertas del inmueble.

El Ministerio del Interior de Ucrania ha acusado esta madrugada a los manifestantes de «provocar» a la Policía, que finalmente se han visto obligados a abandonar el edificio.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído