La antológica falta de higiene del gran filtrador de Wikileaks

Julian Assange es algo guarrete y lo que genera serios problemas en la embajada ecuatoriana en Londres

El hacker australiano le fue concedida la ciudadanía de Ecuador, pero las nuevas autoridades de Quito están muy arrepentidas

Julian Assange es algo guarrete y lo que genera serios problemas en la embajada ecuatoriana en Londres
Julian Assange (WIKILEAKS). EF

Con esta medida intentaron crear una estrategia, que fue frustrada, para que el fundador de Wikileaks pudiera salir de la embajada

Julian Assange tiene problemas de higiene. Y al parecer esto fue uno de los motivos por los que Ecuador quería buscar la forma, de manera diplomática, para que el famoso hacker australiano saliera de la embajada.

Assange, fundador de Wikileaks, permanece en la embajada ecuatoriana en Londres, Reino Unido, desde el 2012 para evitar que sea extraditado a Suecia donde está acusado de violación y abuso sexual.

Miembros del cuerpo diplomático se habrían quejado por la falta de higiene y limpieza del australiano.

«Parece que no se baña bien», dijo una fuente al diario británico The Times.

El baño de mujeres dentro de la casa de la embajada fue convertido en la habitación de Assange. El baño restante lo comparte el hacker con el staff de la embajada.

Jérémie Zimmermann, amigo y colega del australiano, dijo en una entrevista en el 2012 que Assange es de esas personas que no le gusta ducharse y que puede estar con la misma ropa por varios días, según recoge Infobae.

Daniel Domscheit-Berg, otros de sus colegas, añadió:

«Julian come todo con sus manos y siempre se limpia en sus pantalones. Nunca he visto unos pantalones tan grasientos en mi vida».

Fuente: Infobae/Leer más

VÍDEO DESTACADO: WikiLeaks: Si Obama concede indulto a Manning, Assange aceptará ir a prisión en EEUU

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído