Pacos

Paco Sande

Dejen en paz a los niños…

Un día de no hace mucho, fue a principios de septiembre, un amigo mío llego al trabajo de bastante mal humor, al preguntarle por la causa nos dijo: lo que me pasa es que hace unos días compramos los libros que necesitaba mi hija para el curso de este año, compramos los que nos dijeron en el centro, y ahora vienen con la gaita de que alguien a cambiado de idea y los que están escritos en castellano, dicen que no valen, pues dicen que ahora todos los libros tienen que estar en gallego, y ahora tenemos que comprar otros, ¿Qué os parece?
Bien, ¿y que nos iba a parecer…?
El caso es que a este amigo mío, que por cierto vive en El Puerto del Son o en Portosin, -no estoy seguro- lo que mas le preocupaba no era el hecho de que a su niña le fuesen a dar todas las asignaturas en gallego, sino que se había gastado una pasta gansa en los libros, -eso también es el timo de la estampita, pero esa es otra- y ahora tenia que volver a comprar otros y volver a gastar mas dinero. Le dije: yo comprendo que te preocupe el tener que volver a gastar, por que el dinero no se lo dan a nadie, y cuesta mucho ganárselo, pero dime ¿no te preocupa el hecho de que tu niña solo vaya a ser escolarizada en gallego? Me respondió: si, eso también me preocupa un poco, ¿pero que le vas a hacer? que hagan lo que quieran, de enseñarle el castellano ya nos encargaremos mi mujer y yo en casa; dije: pero si tu y tu mujer hablais siempre en gallego, -o si, entre nosotros si, pero a las niñas les hablamos siempre en castellano. Y así quedo la cosa, no le volví a preguntar en que había terminado, -un día de estos lo voy a hacer- pero supongo que los compraría para tener la fiesta en paz y librarse de problemas, y es que eso es lo malo que tenemos los españoles y sobre todo los gallegos, que somos unos pasotas, y por eso los nacionalistas-galleguistas, que aquí son cuatro mierdecillas imbeciles, copiando de los catalanes, -que son sus ídolos- a la chiticallando y –como dice Cristina Losada- de una forma indolora, nos están llevando al huerto.
Y el lunes pasado me llama otro amigo, -este de Villagarcia- y me dice: oye sabes que acaba de llegar mi niña la mayor, del colegio, diciendo que el miércoles no tienen clase por que hacen huelga, pregunto, ¿huelga de que? Pues de esos mamarrachos galeguistas que quieren más gallego en las escuelas, ¡hay que joderse! ¿Qué te parece? Otra vez, ¿Y que nos va a parecer…? Digo: ¿Pero quien la convoca? No se, dice, supongo que serán esos mamones de la mesa de normalización lingüística, que les parece poco la desgracia que están haciendo con nuestros niños y todavía quieren mas, ¿Y que vas a hacer? pregunto, pues nada, aguantar y joderme como todo el mundo, ¿Qué le voy a hacer? …Ah pero con la pequeña, -tiene otra de dos años- esa no me la cogen, pues la voy a mandar a un colegio privado. Y lo hará, este al contrario que el otro, puede y lo va a hacer, y además en este caso, tanto el como su mujer, son castellano parlantes.
Y esto, esto es lo que esta ocurriendo en Galicia, cuatro galeguistas fanáticos y fascistas nos quieren meter el gallego aunque sea como lavativa y como saben que con los gallegos adultos no van a poder, -no pudo Franco, cuando nos imponía el castellano, ¿Qué van a poder ellos- pues atacan a su presa preferida, los niños.
Miren señores de la mesa de desnormalización lingüística, yo comprendo que uno tiene que justificar el vivir del cuento, eso se entiende, pero dejen a nuestros niños en paz.
¿Qué les parece que los niños hablan poco el gallego? , pues es verdad, y es así por que los padres no queremos que hablen mas, y en casa hacemos lo indecible para hablarles en castellano, como en mi caso que siendo gallego parlante de toda la vida y teniendo muchas dificultades para hablarles en castellano, siempre lo hice y lo he conseguido, pues mis hijas ahora mayores y fuera de sus garras hablan el castellano perfectamente y también hablan el gallego cuando quieren, y no gracias a ustedes.
Porque yo creo y es de sentido común, -y el que razone un poco tiene que acabar dándome la razón- que cada padre tiene el derecho y el deber de educar a sus hijos de la forma que el considere que es lo mejor para ellos. Y ustedes señores de la Mesa, y usted señora Sánchez Piñón, –Delegada de cultura del gobierno de Galicia- ustedes pueden educar a sus hijos como mejor les parezca, en gallego, en portugués, o si prefieren en tagalo, están en su derecho y tienen toda mi simpatía y haré todo lo que este en mi mano para que puedan seguir haciéndolo, pero por la misma vara de medir, concédannos ustedes también a nosotros el mismo derecho, y déjennos educar a nuestros hijos como nosotros queramos, ¿no se dan cuenta que estamos pidiendo para nosotros lo mismo que queremos para ustedes? Libertad.
Una vez razonando con unos amigos, –estos votantes del BNG- al acabar de exponer lo anterior, uno de ellos me dijo: si se hace lo que tú dices, y se deja que en la escuela se escoja idioma, entonces el gallego desaparecerá, dije no lo creo, pero si para mantenerlo con vida hay que meterlo a la fuerza, entonces que desaparezca, torres mas altas han caído, -el latín, por ejemplo-.
Yo se que esto es predicar en el desierto por que los nacionalistas ni oyen ni quieren oír, ellos seguirán a lo suyo, vivir del cuento y tocarnos los… moral a los demás, aunque los demás vamos a intentar por todos los medios no dejárnosla tocar demasiado, que lo sepan.
Y nuestros políticos…, en este punto quiero citar otra vez a Cristina Losada que dice: El establishment gallego discrepa en ciertas cosas, pero mantiene un sólido consenso en torno a una: no permitir que los ciudadanos elijan libremente el idioma que prefieren de los dos cooficiales. La mano conminatoria aún no penetra en los hogares ni desciende multa en ristre al comercio y a la industria. Ahí ejerce, de momento, la presión y la persuasión, hermanas de la disuasión, y madres de la represión. La labor se hace chequera en mano. Los gobiernos autonómicos no han ahorrado al contribuyente campañas ni subvenciones. Si usted ha de imprimir unos folletos, le saldrán a muy buen precio, casi gratis, si se pliega tácitamente al principio de que el castellano es lengua extraña y opresora y merece la expulsión. Si la administración aporta fondos a un evento, será bajo idénticas condiciones. Si un escritor gallego utiliza el idioma maldito, no existirá como escritor gallego, como no existía, por ejemplo, la finalista del último premio Planeta.
La lengua «impropia» desapareció hace tiempo del ámbito público. En la enseñanza, acosan y achican sus reductos. Unos profesores de Lengua Castellana de Ferrol acaban de ser expedientados por elaborar el programa de su asignatura en… español. La hazaña es obra de un socialista, no de un nacionalista. La distinción pronto carecerá de sentido. Las diferencias entre ambos, y el tercero en discordia, el PP, son en este asunto de matiz.
Tanto el PSOE como el PP han dicho que la lengua no es la única ni la fundamental cuestión.
No querer enterarse de que la cuestión del idioma es la clave del proyecto excluyente y segregador del nacionalismo identitario, es simplemente…, hacer como el avestruz.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído