Pacos

Paco Sande

Una hora más de noche, ahorra energía…¿…?

El periódico gratuito, ¡Qué! –martes 5 de diciembre de 2006- Haciéndose eco de la propuesta del BNG de que en Galicia sea una hora menos, o sea, la nueva chorrada de los nacionalistas que pretenden que Galicia vaya con una hora de retraso con respeto al resto de España, publica en la pagina 4 un articulo titulado: Qué! Retrasó el reloj ayer. Bien lo he leído tres veces y no acabo de aclararme, Qué, se hace un lió de muy padre y señor mío. Así que me decido a hacer yo lo mismo, retrasar el reloj una hora y comparar mi “experimento” con el de Qué.
– Qué el periódico: 08:00 Entramos a trabajar.
Nos hemos levantado a las 6 de la mañana y despertado a los niños. Preferimos desayunar en casa. Si vivimos fuera de Vigo el despertador habría sonado media hora antes y tendríamos que haber salido de casa antes de las 6 y media de la mañana. ¿…?
-El autor, o sea yo, mi menda: 09:00 Entro a trabajar.
Me levanto a las 7, -he dormido una hora mas que ayer, se agradece-me ducho y a las 7 y media salgo de casa, -trabajo a 40 kilómetros de casa- llueve a cantaros, todavía es de noche, en mitad del camino paro para tomar un café, arranco de nuevo, son las 8 y es de día claro, cojo la vía rápida del Barbanza, esto esta lleno de coches, vía rápida será de nombre, no vamos a mas de 50, ¿Quién será el burro que va delante? Debería estar prohibido ir tan despacio. Llego al trabajo picando las 9, el jefe ha llegado antes, es la primara vez. Me dice que llame ha Ponferrada, que tengo que quedar con un cliente. Llamo, el cliente me dice de quedar con el antes de comer, echo cuentas, a Ponferrada 300 kilómetros, 3 horas de coche, son las 9, puedo estar allí a las 12 o 12 y cuarto. ¡Ah! Se me olvidaba, allí son las 10, quedo con el a las 12 y media igualmente, -¿a ver como me las arreglo después?- y salgo pitando, solo son las 9 y diez pero parece media mañana, -sigue diluviando-
-Qué: 13:00 Hora de comer.
Hemos tenido que hablar con Madrid, Barcelona y Sevilla. Para que nos atiendan llamamos a las 12 y media, porque allí ya es la una y media. Sabemos que después de las dos de la tarde ya es difícil de localizar a nuestros interlocutores en la oficina y tendríamos que esperar para hacerlo por la tarde.
-El autor: Llego a Ponferrada a las 12 y media, pero aquí ya es la una y media de la tarde.
Voy a visitar al cliente y me dice que ha estado esperándome media mañana y que ahora no puede atenderme, que vuelva por la tarde a las 4 y media, ¿Y que hago mientras tanto? Me voy a comer.
-Qué: 14:30. Nos hemos perdido el telediario.
En el resto de España son las tres y media y empiezan los programas del corazón, las telenovelas y los documentales sobre animales, hasta las cuatro no debemos volver al trabajo pero cuando llegamos las personas con las que teníamos que hablar en Sevilla, llevan una hora trabajando. Nos tendremos que acostumbrar a comer antes.
-El autor: 14:00. Hora de comer.
Ya he comido, en mi reloj tengo las dos de la tarde, pero aquí son las tres, del telediario ni me acuerdo, total ya se estará terminando. Me siento en el coche a escuchar la radio, pongo la alarma de mi reloj para las 4 y cuarto y echo una cabezadita. Me despierto miro el reloj, todavía son las 4 y cinco, me quedan 25 minutos. ¡No! De pronto me acuerdo de que aquí son las 5 y cinco, ¡maldita hora! Voy a ver al cliente, esta muy contrariado, le explico lo que me ha ocurrido y lo comprende, se ríe, he tenido suerte después de todo.
-Qué: 18:00. Hasta mañana.
Se acabo la jornada laboral. Tenemos tiempo de ir a recoger los niños a natación o clases de ingles. También podemos ir de compras, hacer alguna chapuza en casa o quedar con los amigos para tomar algo.
-Nota del autor: Con todos mis respetos a Qué. A las 6 de la tarde, las 7 en el resto de España, es noche cerrada, a esa hora los niños ya no están para natación, ni nosotros para hacer chapuzas por casa.
-El autor: 19:00. Hora de salir del trabajo.
He estado con el cliente algo menos de una hora, me ha ido bien después de todo, un reloj de la calle marca las 6, en el mío solo son las 5 pero ya ha oscurecido.
Me dan las 7 pasando Lugo, no se ve nada con una niebla espesa que ha caído sobre la autovía. Y además hace casi dos horas que se ha hecho completamente de noche.
Quería ir por la oficina pero ya no me da tiempo.
-Qué: 20:00. La cena.
Esta vez si podemos ver el telediario y hoy llegamos a “House” que para nosotros empieza a las nueve. La semana pasada salimos tarde y nos lo perdimos, lo mismo que el primer episodio de CSI.
-Nota del autor: Esta parte es la que menos entiendo, si Qué, la semana pasada se perdió el telediario y “House” por salir tarde, esta semana debía ser peor y salir todavía mas tarde, pues, -reacuérdese- íbamos con una hora de retraso.
-El autor: 20:00. La cena.
Paso por Santiago a las 8, todavía se ve mucha gente por la calle, aunque esta cayendo una lluvia fina que lo empapa todo. Llego a mi casa y aunque solo son las nueve, hace tantas horas que se ha hecho de noche que tengo la impresión de que es medianoche, -parece que estamos viviendo en Groenlandia o algo así- los telediarios hace mucho tiempo que han terminado, en el resto de España son las 10. Ceno algo y me voy a mi ordenador.
-Que: 23:00. A la cama.
Aunque mañana como es festivo, nos libraremos de tener que levantarnos a las 5 y media o las 6 para ir a trabajar, a esa hora ya tenemos sueño, pues llevamos 17 horas levantados. ¿…?
-El autor: 23:30. A la cama.
Me voy a la cama a las 10 y media, -en el resto de España son las 11 y media- estoy hecho polvo, demasiado con la horita de marras, que le den mucho por… al BNG y a sus brillantes ideas.
¿Dónde verán el ahorro de energía estos majaderos?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído