Pacos

Paco Sande

¿A que viene tanta fiesta?…

22 minutos de fuegos artificiales saludan el año nuevo en Copacabana
¿En qué otro lugar del mundo se reúnen en la playa dos millones de personas (cifra habitual), vestidas de blanco, saltando doce olas para cerrar el año y dar la bienvenida al que viene? Y en el cielo, la más espectacular quema de fuegos artificiales que nunca haya visto y en la arena y el mar la multitud celebra el nuevo año y los devotos hacen ofrendas a Iemanjá, la reina de las aguas, mientras grupos musicales de los más diversos estilos alegran a la multitud.
Se ha dado alguien cuenta de que los países y regiones, que mejor organizan: carnavales romerías y otras fiestas y bacanales varios, son también los que mas pobreza y peor calidad de vida tienen. ¿Por qué será?
Será porque en este mundo no hay nada gratis y si quieres algo tienes que currártelo, Puede ser que esta respuesta no ande muy lejos de la verdad. Pero claro, al final, cuando el hambre y la enfermedad asolan a estos países, entonces la culpa es del mundo desarrollado que vive en la riqueza y la opulencia sin preocuparse de los pobrecitos del tercer mundo, que se mueren de hambre, como si a nosotros nos creciera el dinero en un árbol.
Ahora mismo en los países arábigos del Golfo Pérsico, que nadan en petróleo, la inmensa fortuna que entra cada día en ellos, procedente de la venta de ese petróleo al resto del mundo, especialmente a occidente, está siendo dilapidada, por los sultanes, emires y jeques varios, que se lo gastan unas veces en pasarlo bien, y otras veces en guerras santas, sin preocuparse de crear, -ahora que pueden- algún tipo de industria, para que cuando el petróleo se agote, – cosa que no va a tardar- y el grifo de divisas se cierre, el país pueda seguir viviendo cómodamente, con una industria potente, una economía saneada y con un nivel y una calidad de vida aceptables. Cosa que podría hacerse fácilmente, pero, no se hace nada. Y ya verán, ya, como cuando ese día llegue y se vean azotados por el hambre, la ruina y las guerras, la culpa volverá a ser de occidente, que les llevo su petróleo y su riqueza, y ahora que no tienen nada los abandona. Olvidándose, claro esta, que occidente pago por los dientes ese petróleo.
Pocas actitudes hay más parecidas al colonialismo condescendiente y al racismo que culpar a Occidente de todos los males que sufren quienes no están en nuestra civilización.
En el conflicto palestino-israelí, por ejemplo, sobre el cual occidente le esta dando caña sin tregua a Israel, lo cierto es que los palestinos tuvieron la oportunidad de crear un Estado que mereciera tal nombre y han preferido seguir alimentando los sueños de echar a los judíos al mar.
De recordarnos esa culpa que tiene occidente de todas las desgracias del Tercer Mundo, se encargaran, -como siempre- varios centenares de ONGS. Que harán todo lo posible para que donemos parte de nuestro dinero. Dinero del cual, tres cuartas partes del mismo se destinara a sustentar la propia organización, manteniendo a varios cientos de personas, con unos sueldos y en unos puestos de trabajo, con los que jamás soñarían, si tuviesen que conseguirlos por sus propios meritos.
Por cierto, ayer mientras venia para casa en el coche, oí en la radio a Ana Belén, -la de Víctor Manuel- , en un spot publicitario que nos conminaba a donar algo de nuestro dinero a cierta ONG, en pro de los niños del tercer mundo, o algo así. Mi pregunta es: ¿hizo Ana ese spot completamente gratis o cobro por hacerlo?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído