Pacos

Paco Sande

Sadam ejecutado… ¿era esto nesesario?

Han ejecutado a Sadam, un dictador, y asesino, que a lo mejor se lo merecía.
Pero a mí no me parece bien:
Primero. Porque estoy en contra de la pena de muerte, me parece muy drástico, sádico y cruel. Y la pena de muerte no es, bajo ningún concepto, una forma aceptable de hacer justicia. Comprendo mejor a aquel paisano que encuentra a unos ladrones robándole la casa, y a sangre caliente mata a alguno de ellos, o que alguien a quien le han matado a un ser querido, busque la muerte del responsable. Que a un juez, un ser humano, completamente relajado y en la tranquilidad de su despacho, dictamine quitarle la vida a otro ser humano, esto no lo entiendo.
Segundo: El saber los días, las horas, los minutos y finalmente los segundos que faltan para el momento tu muerte. Esta debe de ser la peor de las torturas. Y la tortura se supone que esta prohibida.
Tercero: Creo que ningún país tiene derecho a juzgar a alguien que no sea de dicho país, a menos que haya cometido allí sus crímenes.
Cuarto: Irak era un país en guerra contra los USA. Y como era el más débil perdió. Y en una guerra no creo que el país ganador tenga el derecho de juzgar al presidente del país perdedor. Supongamos que hubiese sido al revés e Irak hubiese ganado la guerra. ¿Podría entonces Irak juzgar a Bush?
-Mira, esto ultimo es una idea para nuestro juez estrella. Adelante Garzón, pasa una orden de busca y captura contra Bush y entras directamente en el Guinness-.
Mas grave aun es que la pena capital se le aplicase a un reo que fue condenado en un juicio, en el que estuvo falto de las garantías suficientes para una defensa adecuada, y la sentencia fuese dictada por un tribunal que carecía de la independencia e imparcialidad, imprescindibles para un juicio justo.
Dado el sigilo y la premura de su ejecución, -para que esta no interfiriera con la fiesta islámica que comenzaba el sábado, con la premisa, (inesperada) de la filmación de su muerte, donde veíamos a la chusma, increpando al condenado-, esta se pareció más, que a un acto de justicia, a un linchamiento. Una escena sacada de una película sobre el “far west”. Una vergüenza.
Sadan acabo sus días como la rata que era, odiado por sus enemigos, y abandonado por los aliados de un pasado reciente, que de haberse dado un proceso publico y transparente, podría haberle sacado los colores a la Administración norteamericana, al revelar datos sobre las estrechas y oscuras relaciones mantenidas entre ambos países, durante los 80.
Su muerte a estas alturas de la película era innecesaria, y se pareció más a una venganza que a un acto de justicia.
En su corta vida, el imperio Americano ha metido la pata muchísimas veces, pero esta barrabasada se lleva la palma, esta vez los Estados Unidos de América se han ganado millones de antagonistas, gente que les tenia un poco de fe, la van a dar la espalda, no saben lo que han hecho, y si no al tiempo.
Ha a muerto un dictador y un criminal, y el mundo debía de parecerme un poco mejor, pero por alguna razón, me parece bastante peor.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído