Pacos

Paco Sande

Dejar en paz a Galicia y dejar en paz a Maria.

Esta pasada semana un grupo de matones independentistas galleguistas han tratado de apalear a María San Gil. Han sido medio centenar de estudiantes –o eso es lo que pretenden hacernos creer que son, aun que de estudiar, na de na- cuando la presidenta del PP del País Vasco iba a pronunciar una conferencia en la facultad de Económicas de Universidad de Santiago de Compostela. Un escolta y dos policías resultaron heridos.

Simplemente con su violencia, viéndolos actuar, ya demuestran su calaña, en sus actos demuestran toda la intolerancia, toda la bravuconeria del que se cree superior, toda la prepotencia dictatorial y excluyente del fascismo, el comunismo, y el nazional-socialismo juntos. Demuestran el fanatismo dogmático que envuelve su vida, el lavado de cerebro de las antiguas beatas y beatos que se negaban a razonar cualquier argumento que fuese en contra de su teoría preestablecida. Que no quieren darse cuenta que su libertad termina donde empieza la de los demás.

Lo siguiente va dedicado a esos botarates:

Yo también soy gallego mamarrachos, pero a mi no me representáis nacionalistas-dictadores, -BNG, AMI, Nunca Mais, fascistas todos,- en realidad no representáis a ningún gallego de bien, vosotros sois la chusma, una desgracia para Galicia, vosotros, canallas, vosotros que tanto presumís de galleguitas y de querer a Galicia, en realidad no la queréis, por vuestra culpa nos acabaran odiando en toda España, vosotros sois una lacra para Galicia, una peste, peor, sois como el sida, pues nadie, con vosotros en ella, querrá acercarse a Galicia. Ahora, incluso, una carretera que circunvala el valle de Maia, (Bertamirans –La Coruña-), -y que ha sido inaugurada hoy- la queréis boicotear. Si por vosotros fuera Galicia seguiría anclada en la edad media, para siempre con el carro de vacas, porque así es como vosotros queréis tener a Galicia, asoballada, atrasada y analfabeta, para así poder mangonearla más a vuestro gusto.
Y, además, debía caeros la cara de vergüenza hacerle esto a ésta Sra. ¡hombre! ¿No os dais cuenta que ella se juega la vida para que los demás españoles tengamos libertad?
Hay momentos en que: aun que no se esté de acuerdo con las ideas políticas de otro, solo el hecho de que ese otro tenga que exponer la vida para expresarlas debería ser motivo suficiente para ponernos de su lado.
Como decía Wiston Churchill a uno de sus oponentes en el parlamento británico. -No estoy en absoluto de acuerdo con lo que vd dice, pero daría mi vida, se fuera necesario, para que vd pueda seguir diciéndolo-.
Pero es que esto no creo que lo lleguéis a comprender nunca.
Dejarnos en paz imbéciles, dejar en paz a Galicia. Y dejar en paz a Maria, ella vale mil veces más que vosotros.

OFERTAS ORO

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 41 Y EL 50% !!!

Una amplia variedad de las mejores ofertas de nuestra selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído