Pacos

Paco Sande

Esto también es violencia y maltrato.

Queremos aprovechar la fecha del 25 de noviembre, día de la no violencia contra las mujeres, para hacer pública nuestra denuncia de ser esta otra forma de violencia que debe ser erradicada para recuperar nuestra dignidad y manifestar públicamente nuestro compromiso de construirnos, individual y colectivamente, en la lengua propia de este país.” Esto lo dice un díptico del Servicio de Normalización Lingüística de la Universidad de Coruña, hecho en colaboración con el Ayuntamiento coruñés y la Diputación.

Ese díptico, que está financiado con dinero público, además considera “preocupante el escaso empleo que las mujeres hicieron (y hacen) de la lengua gallega sin ocuparse de hacer visible que respondía, más de una vez, a una subordinación exigida por el mismo sistema que promueve la división del trabajo entre los sexos y que saca beneficios del oculto trabajo femenino.”
Bien, pues que le quede claro a todas las mujeres gallegas: Si estáis hablando en castellano, entonces estáis siendo victimas de violencia de género ¿…? ¿O será violencia de verbo verbal? …Uumm…Hay que mirar esto.
Hoy oí por la radio a una señora, me he olvidado ahora del nombre, pero se que tiene mando en plaza, en la Universidad de La Coruña, tomada ésta a saco por el Bloque Nacionalista Gallego, igual que todas las demás Universidades en Galicia, que decía lo siguiente: “Pois pegar no nos pegan, pero prohibirlle a alguen falar a sua propia ligua, tamen pode ser un forma de maltrato” (Pegar no nos pegan, pero prohibirle a alguien hablar en su propia lengua, también es una forma de maltrato).
Pues si, señora, no puedo estar mas de acuerdo con usted, pero aquí en Galicia, si a alguien se le prohibe o es discriminado por hablar en su lengua, no es precisamente a aquel que habla en gallego, sino al que habla en castellano.
Aquí en Galicia, nadie, señora, NADIE es discriminado, ni nunca lo fue por hablar en gallego.
Tampoco, es verdad, que nadie es discriminado por hablar en castellano, aunque, a veces, aparece el tomtolaba-nacionalista de turno, que te corrige: se dice Noia no Noya, se dice A Coruña, no La Coruña, se dice Sanxenxo, no Sanjenjo etc., aunque, gracias a Dios, estas son las menos veces, así que, y a pesar de las pataletas nacionalistas, el castellano en Galicia está vivo, creciendo y gozando de muy buena salud. Pero esto es a nivel de calle. Porque en cuanto a los organismos públicos, oficiales, autonómicos, estatales o del país o como se llamen, que a estas alturas uno acaba tan liado que ya no sabe si vive en un país del estado o en un estado del país, pero como digo, en uno de estos organismos, la cosa cambia, aquí si, aquí hay discriminación hacia al castellano.
Aquí, cualquier impreso que tengas que rellenar, tendrá que ser en gallego, da igual que seas gallego o no, que sepas gallego o esto te parezca un galimatías, si no lo entiendes es tu problema.
Si en uno de estos centros te expiden una factura o una multa, que para el caso es lo mismo, te la van a dar en gallego. Y en el hospital, las instrucciones que te den de como tomar tu medicación, van a ser en gallego. El otro día una señora, me pidió ayuda para que le descifrara las intrusiones mecanografiadas que traía del hospital, porque a ella, gallega hablante de toda la vida, el gallego normativo, la sonaba a chino mandarín. Y esto señora no es un cuento. Esto es la pura verdad, y esto si es violencia, señora y señores de la Universidad de La Coruña.
Como es violencia que ustedes cojan a los niños de tres años, que es cuando tienen la mente mas maleable, y los metan en sus galescolas, donde son adoctrinados según su dogma fanático, excluyente, integral y racista, que cuando salen tienen tal cacao encima que acaban poniendo bombas en cualquier cajero de un banco o en algún pilar de una autopista, porque estos representa el capitalismo, la invasión y la muerte de sus esencias y folclore patrio-galaico. Y los que no llegan a tanto, acaban jaleando a los anteriores, que para el caso es casi lo mismo.
Como es violencia que estos mismos jóvenes, salgan de la Universidad, con una licenciatura debajo del brazo y no sean capaces de decir mínimamente quines fueron los Reyes Católicos, Carlos I, -Creen que también hubo un Carlos V, no tienen ni pajolera idea de que era el mismo-, o Felipe II, dejémonos ya de preguntarles sobre los almogávares o el Gran Capitán. Conocen a los tercios de Flandes por Alatriste de Pérez-Reverte, pero no les preguntes por don Juan de Austria o el Duque de Alba o, simplemente, donde estaba Flandes, pero, eso si, saben que el fundador de Galicia fue Breogan, que bien pudo haber sido el Capitán Trueno, tendría el mismo rigor histórico y, además, que somos descendientes de los suevos y los celtas. Oye esto se nota, altos y rubios, igualito que los alemanes, oche tío, si no hablamos, nadie seria capaz de darse cuenta de que no somos teutones, ¡increíble! ni se nos distingue, que diríamos en Galicia.
Como es violencia que un padre que viva en Galicia y por ende en España tenga que irse a vivir a Zamora, para que su hijo pueda recibir una educación en español (castellano)
Todo esto es violencia señora, señores. La violencia de los intransigentes, de los fanáticos, de los que se creen tocados por la mano de Dios y de que ellos están en posesión de la verdad absoluta, de los que no quieren ver que su libertad termina donde empieza la del hermano.
Toda la violencia que todos los dictadores del mundo y de todos los tiempos han perpetrado sobre sus victimas.

«Decirle a la gente cómo debe educar a su familia, gestionar su intimidad y sus relaciones, es la manera más eficaz de agredirla».
Martín Amis.

OFERTAS ORO

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 41 Y EL 50% !!!

Una amplia variedad de las mejores ofertas de nuestra selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído