Pacos

Paco Sande

“Día das Letras Galegas”.

Hoy se “celebra” el “día das letras galegas” –día de las letras gallegas-.
Pero ¿Qué celebramos en realidad?
Según la patulea galleguista, celebramos el que en Galicia se pueda hablar libremente el gallego.
Bien, supongo que tan libremente como esa niña de Lugo, que fue victima del mas despiadado mobbing por utilizar el español (castellano) en el colegio.
Celebramos, supongo, el triunfo de la intransigencia y el sectarismo de una maestra que, apoyándose en su cargo y autoridad, no dudó en desdeñar a una niña de diez años, delante de sus compañeros, e incapaz de defenderse en aquellas circunstancias, con frases como: “¿Qué dices, no te entiendo…? “Con la cantidad de cursos que te quedan por estudiar, mejor que te vayas de Galicia”.

Celebramos el ver lo fácil que resulta abusar de los mas débiles, ¿Por qué esta profesora galleguista, cobarde, fanática y sectaria hasta el tuétano, no se atreve a hacer lo mismo con un gallego adulto?.

Celebramos que esta cobardía sin límites al final se vio “recompensada” por la arbitraria decisión de la dirección del centro que ha obligado a la niña a abandonar el colegio.

Celebramos el que nuestro presidente Feijoo, que nos prometió, antes de la elecciones, que si él las ganaba, tendríamos libertad de elegir la lengua en los colegios, y ahora, ante esta tropelía, se lava las manos y mira para otro lado.

Al contrario que el Presidente Camps, el cual ante un caso parecido, el de la niña valenciana Natalia Santacreu, a la que le habían robado los sobresalientes por expresarse en castellano, obró en consecuencia y acabaron dándole la razón a la niña.

Celebramos la “libertad” de ser mangoneados por una pandilla de magantes que con el cuento de la defensa de las lenguas regionales, viven sin dar palo al agua.
Celebramos la “libertad” de que, con la que está cayendo, mientras el gobierno Zapatero, recorta los sueldos de los funcionarios y congela las pensiones, en el Senado se gasten varios miles de euros en interpretes para que cuatro indigentes neuronales se puedan expresar en sus respetivos dialectos.
¿Esta es la libertad que celebramos?
Dicen algunos que este día es también conocido como el día del Puente de las Letras.
Pues a mi, ¿Qué quieren que les diga? Más que puente, me parece una fosa, una zanja que separa a los gallegos, más cada día, de la cultura. Que les cierra la oportunidad de poder dominar una lengua hablada por millones de personas en tres cuartas partes del mundo en aras de que no se pierda una lengua que no pasa de entenderse fuera del ámbito de Galicia.
Esa es la libertad que estos impresentables quieren para Galicia y para los gallegos.
Libertad de poder hablar en gallego, pero ¡ojo!, solo en gallego.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído