Pacos

Paco Sande

Acabemos con la farsa.

Bajo una fuerte presión por parte de los demás mandatarios mundiales, especialmente Obama, la canciller alemana, Ángela Merkel, ha accedido a crear un fondo de reserva de 600 mil millones de euros, destinado a rescatar a aquéllas economías de la eurozona que se encuentren en problemas. Todo esto, en un desesperado intento por evitar el colapso del euro.
No obstante, esto no pasa de ser otro parche que, aunque muy caro, no resolverá el problema.
La estabilización del euro solo se resolvera cuando se tengan en cuenta dos criterios: Primero, exigirle a cada país dentro del euro responsabilidad permanente sobre el control de su deuda pública y, segundo, delegar la soberanía económica de los países miembros al Gobierno Europeo y que sea el Banco Central Europeo el que destine el dinero a aquellas economías y bancos que lo necesiten, siempre con el mismo interés. Haciendo que el crédito, o sea, el dinero, le cueste igual a España que a Alemania o que a Holanda o que a Grecia.
Esa sería la única solución, la misma unidad monetaria y fiscal.
En vez de eso, Alemania está pretendiendo preservar las ventajas comerciales que el euro le ha proporcionado, mientras parchea, más mal que bien, las economías periféricas.
Pretender sostener a las economías mas pobres –España, Grecia, Portugal, Irlanda, etc.- con un goteo de “rescates económicos” y esperar a que milagrosamente sean capaces de restaurar sus economías a un estado que les permita sobrevivir sin problemas, mientras los intereses y los tipos de cambio estén establecidos para ventaja de Alemania, no pasa de ser algo ilusorio.
Cada nuevo rescate, simplemente, es el comienzo de una nueva vuelta al circuito de la miseria al final del cual, las economías “rescatadas”, verán incrementarse su deuda por el doble, o más, y así continuaran en una espiral que las hundirá mas y mas en una sima de la que ya no sean capaces de salir.
Y, para ver esto, no hace falta ser un economista brillante, basta un poco de sentido común.
Por lo tanto, o le exigimos a Alemania, Francia o quien quiera que sea, que lleve la voz cantante en esto, ser europeos con todas las consecuencias y todos los beneficios que ello conlleve o acabemos de una vez con esta farsa, que se vaya cada uno por su lado y que sea lo que Dios quiera.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

SILLAS DE OFICINA

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído