Pacos

Paco Sande

La alegría de la huerta

La semana pasada leía en este mismo periódico lo siguiente:
Después de que en los últimos días hayan comenzado a surgir las primeras voces que apuntan al inicio de la recuperación en España. La última, este 27 de septiembre de 2013 en el mismo Palacio de La Moncloa y tras el Consejo de Ministros, la del titular de Economía, Luis de Guindos.
El economista Santiago Niño Becerra se pregunta:
«Ahora bien, después del descalabro experimentado en 2008 y 2009, el fugaz y falso sueño del Plan E y sus ecos del 2010, y la lenta pero imparable caída en 2011 y 2012, ¿hacia qué escenario se encaminan la economía y la sociedad españolas?».
Se responde a sí mismo el economista en su blog de La Carta de la Bolsa:
«De entrada hacia el que nos dibujen y nos indiquen: la española nunca fue una economía líder, pero ahora es una economía totalmente seguidora».

• Ya está aquí la alegría de la huerta.
¡Somos seguidores! ¿Y que se supone que teníamos que ser macho?
¿Convertirnos en líderes mundiales de la noche a la mañana después de que, desde la noche de los tiempos, hemos sido seguidores?
Porque desde que yo recuerde, y recuerdo desde hace la tira, puesto que tengo 60 años en el colecto, nunca hemos estado de números uno, ni dos, ni tres, en realidad, solo hace muy poco, poquísimo, tiempo que entramos en los diez primeros.
Así que, si después de la tragedia que para este país representó Zapatero y su Gobierno Socialista, empezamos a ver una luz al final del túnel, bien sea venida.
Pero para ti, macho, esto parece que son muy malas noticias.
Tú, desde que entró a Gobernar el PP, te has dedicado en cuerpo y alma a vaticinarnos un futuro negro en una situación atroz de la que era imposible salir.
Como el paso del tiempo y los hechos te van probando obstinadamente que estas errado, tú vas minimizando el desastre, pero, eso sí, sin dejar de profetizar, una y otra vez, que estamos mal y que, hagamos lo que hagamos, vamos a estar peor.
Pues vaya moral das tú a la gente macho.

Haces como un vecino de mi comunidad, siempre, en todas las reuniones de vecinos, cuando hay un problema y alguien trata de aportar una idea para solucionarlo, él, enseguida, le busca la contra a la idea, así siempre, pero jamás de los jamases le he visto aportar a él una idea de cosecha propia, jamás, y tú haces lo mismo.
¿A ver cuándo es el día que te dejas de augurar el desastre y aportas una idea de cómo debe hacerse para hacerlo bien, a ver?
Porque, tío, en mi vida he conocido a nadie que desee tanto que le vaya mal a su país como tú,
Pues siento que lo que voy a decir te decepcione, pero, acuérdate: vamos a salir de esta.
A pesar de que todavía estamos muy lejos de dejar atrás el atolladero en que nos dejo la crisis y Zapatero, España, por fin, ha doblado la esquina y empieza a salir del picado en barrena en el que estábamos metidos desde el dos mil ocho.
Hay momentos en que las medidas y decisiones del Gobierno, nos parecen a todos algo infernal. La medida de cobrarles los medicamentos de dispensación hospitalaria a pacientes no ingresados, generalmente caros, destinados todos ellos a tratar pacientes crónicos o con enfermedades graves como cáncer, artritis, hepatitis, esclerosis múltiple o tratamientos de fertilidad, nos parece draconiana.
Y, hace mucho tiempo que, no me gustaría ni un ápice estar en el pellejo de Rajoy.
La presión que ha recibido ha sido increíble, pero de alguna manera el tío se las ha arreglado para mantener el nervio sin cambiar el rumbo de su política a pesar del intensísima oposición que recibía por parte, incluso, de miembros de su propio partido.
El camino que ha seguido durante estos dos años de mandato no ha sido un camino de rosas, ni para él ni para los españoles, que hemos estado soportando un castigo impresionante, pero al fin, parece que está dando su fruto y España, comienza a doblar la esquina y a mirar hacia arriba.
Todavía falta mucho, y tiene que pasar mucho tiempo, antes de volver a estar como antes.
Todavía nos acechan múltiples peligros, pero te guste o no, vamos a salir de esta

En peores hemos estado, y hemos salido y esta vez no va a ser una excepción, solo necesitamos un par de cosas: Que Dios nos libre de nacionalismos separatistas, de Gobiernos y gobernantes progresistas, tipo Zapatero, y de pájaros de mal agüero como tú.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído