Pacos

Paco Sande

Mantener una x-distancia sobre lo que ocurre en Cataluña, es hacer como el avestruz.

Escuchaba el otro día, una entrevista que Carlos Herrera y Arcadi Espada le hacían al humorista-presentador Pedro Ruiz, y ante la pregunta que Arcadi Espada le hacía sobre el asunto de Cataluña, a él que le parecía?, el señor Ruiz manifestaba que a él en todo este asunto le daba lo mismo lo que fuese a ocurrir, ganasen los independentistas o ganasen los no independentistas, él estaba por encima de todo eso, no le preocupaba lo más mínimo ni un resultado ni otro.
Respeto mucho al señor Pedro Ruiz, me parece un gran profesional y una gran persona y, además, muy inteligente.
Pero en este caso, viéndolo mantener esa x-distancia sobre el asunto del independentismo catalán, confieso que me ha decepcionado.
Puesto que este asunto no es algo que vaya a afectar a unos mas y a otros menos. Esto es algo que nos va a afectar a todos.
Puede uno estar a favor o en contra. Pensar que esto va a ser un gran acontecimiento para Cataluña o pensar, como el autor de este blog, que va a ser una debacle y una gran tragedia para todos. En este asunto, como en todos, habrá aquellos que estén en lo cierto y aquellos que se equivocan. Saber cuáles son cuales es algo que el tiempo nos tendrá que confirmar, y nadie puede estar completamente seguro de la respuesta, pero si hay algo seguro es que esto va a afectar a la vida de todos los españoles y, especialmente, la de los catalanes y de todos aquellos que hemos tenido la “suerte” de haber nacido en regiones poseedoras de “culturas y lenguas diferenciales”, -porque seguro que si Cataluña consigue su independencia, Vascongadas y Galicia irán detrás pidiendo lo mismo- y mantener una x-distancia sobre algo así, me parece que es hacer como el avestruz.
Y, cuando de una parte tenemos a una pandilla de intolerantes que, por el hecho de haber nacido donde han nacido, se creen una raza privilegiada y superior, que considera al resto de los españoles una raza inferior y un lastre para su desarrollo, sin querer darse cuenta que el lugar de nuestro nacimiento es algo circunstancial que no nos hace ni mejores ni peores y que todo idiota tuvo que haber nacido en algún lugar, y esto no es motivo para querer desgajar España y hacer un paisito a su gusto y hechura donde todo el mundo hable, piense y viva como ellos dictan.
Y en el otro, el resto de catalanes y españoles que lo único que quieren es poder vivir en paz, hablando como han hablado siempre y en el país, España, que conocieron como su país durante toda su vida, sin querer imponer a nadie la forma de hablar, pensar o educar a los hijos, ni creerse superior a nadie, entonces el manifestar ante esto que uno adopta una x-distancia y le importa un comino lo que salga de todo esto, es mostrarse cuando menos, un tanto frívolo.
Y no quiero terminar sin aclarar algo a todas esas voces de sirena, como el señor Pedro Sánchez, que conminan a Rajoy a mover ficha y a tratar de arreglar el “Problema Catalán”.
Pues bien, el “Problema Catalán” solo tiene una solución y es, darle la independencia, ellos no están dispuestos a pasar por menos, así que, el tratar de alcanzar con ellos, -con los separatistas- cualquier tipo de compromiso que no sea eso, es perder el tiempo y, o se está dispuesto a hacer eso, y entonces díganlo abiertamente, o se hace un pacto entre todos los partidos no independentistas, que son la mayoría, y se obliga a los separatistas a cumplir la ley y respetar la Constitución, punto.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído