Pacos

Paco Sande

Wyatt Earp, una historia del Far West.

Hoy como es día de Año Nuevo, voy a editar algo completamente diferente: Acabo de escribir la historia del protagonista de uno de los episodios más famosos del Oeste Americano, o Lejano Oeste o Far West, como prefieran, “Duelo en de O.K. Corral”.
Lo he escrito para colgar en otro blog que yo escribo: Héroes del Oeste.
Espero que les guste aunque, advierto, es solo para los amantes del género.

Wyatt Earp

Wyatt Berry Stapp Earp, Nació en Monmouth, Illinois, el 19 de marzo de 1848.
Durante toda su vida se movió constantemente de un lugar a otro y desempeñó un sinfín de pintorescos y variados oficios: policía, sheriff de condado, jefe de equipo de cazadores de búfalos, matón, regente de salón, tahúr, dueño de burdel, macarra, minero e, incluso, arbitro de boxeo.
Además hay que añadir que fue diputado de sheriff en el condado de Pima y diputado de Marshall en la ciudad de Tombstone, Arizona, donde tomó parte en el Tiroteo de OK Corral, hecho que, al igual que aquél actor que se ve encasillado en un personaje de por vida, definió el resto de su vida, algo que a Wyatt le ocasionaba gran descontento.
Wyatt Earp aparece siempre como la figura central en aquel tiroteo y, sin embargo, en ese momento era su hermano Virgil, el marshal –alguacil- de Tombstone, además de ser el que tenía más experiencia tanto como de sheriff, marshal como en peleas.
Earp pasó parte de sus años mozos en Iowa. Pierde a su primera mujer, Urilla Sutherland, durante la preñes de ésta y los dos próximos años los pasa envuelto en toda clase de complicaciones y controversias: Es detenido, denunciado dos veces, se fuga de la cárcel, es detenido tres veces más por mantener un burdel, hasta que al fin recala en Wichita, Kansas, una ciudad que está experimentando una explosión comercial y social debido a ser el mercado de ganado, receptor de todas las grandes manadas de vacas que los cowboys –vaqueros- conducen desde Texas, y venden en Wichita, antes de ser embarcadas hacia el Este.
Ahí, en Wichita, es nombrado ayudante de marshal, cargo que desempeña a lo largo de un año, y gracias al cual, desarrolla una solida reputación como agente de la ley.
En 1876 acompaña a su hermano James a la ciudad de Dodge, donde es contratado como asistente de marshal.
Solo dos años más tarde, en 1878, decide irse a Texas. Ahí se gana la vida como tahúr y es ahí donde conoce a John Henry “Doc” Holliday, del cual dijo que le había salvado la vida.
En 1879 abandona Dodge City y junto a sus hermanos James y Virgil y se instalan en Tombstone, donde la extracción de las minas de plata está en pleno apogeo.
La ciudad de Tombstone era un autentico hervidero de indeseables. De ser una aldea había pasado en muy poco tiempo a tener 7.000 habitantes y cualquier altercado, disputa o división de opiniones, se ventilaba a tiros.
Wyatt Earp consigue el empleo de ayudante de sheriff del condado, mientras su hermano Virgil es nombrado marshal de la ciudad y el otro hermano James, regenta un saloon.
Además compran acciones de la mina Vizina y unos derechos de agua.
El establecimiento más famoso en aquella primera época en Tombstone era el Oriental Saloon. Su propietario, Mike Joyce, se lo tenía arrendado a un trió de jugadores: Dick Clarck, Luo Rickabaugh y Bill Harris.
Cuando este saloon se hizo tan famoso que comenzó a afectar el negocios de los demás establecimientos de esta índole en la ciudad, un grupo de estos competidores contrató a Johny Tyler, un jugador con fama de pistolero que lideraba una banda de matones que cada noche se adueñaba del Oriental Saloon y con cualquier escusa comenzaban una trifulca que hacia incomoda la estancia de la clientela en el lugar.
Los arrendatarios del lugar optaron por ofrecer a Wyatt Earp una participación en el negocio si se liberaba de Tayler y sus matones. Éste aceptó y llamó en su ayuda a varios de sus amigos incondicionales, entre ellos gente como Doc Holliday, Bat Masterson o Luke Short, para que dirigiesen sendas mesas en el saloon y ayudasen a espantar a los matones de Tyler.
La nomina de pistoleros contratados por Wyatt era tal que Tyler y su grupo desaparecieron del lugar como por arte de magia.
Lo cierto es que esto no fue un hecho accidental, métodos tan poco ortodoxos como este fueron una constante en la vida de Wyatt Earp.
Fueron, en parte, métodos tan expeditivos como estos los que llevaron a los Earp a tener enfrentamientos con los hermanos Tom y Frank Mclaury, y Ike y Billy Clanton.
Fue a causa de estos enfrentamientos que los Mclaury y los Clanton amenazaron con matar a los Earp.
El conflicto fue escalando durante todo el siguiente año hasta que el 26 de octubre de 1881 tuvo lugar el enfrentamiento final que culminaría en el famoso, Duelo a Muerte en el O.K. Corral, – “Gunfight at the O.K. Corral”- uno de los sucesos más famosos del Salvaje Oeste.
En este duelo a los Earp se les unió Doc Holliday y, en un tiroteo que no duró más de treinta segundos, Frank Mclaury, Bill Clanton y Tom Mclaury, cayeron bajo las balas de los Earp y Holliday.
Wyatt Earp era un autentico mercenario de la ley. Había pacificado ciudades tan violentas como Ells Worth, Wichita o Dodge City.
Y la verdad es que, Los hermanos Mclaury y Bill Clanton, al enfrentarse a los Earp y Holliday, puede decirse que cometieron suicidio.
En los próximos cinco meses, Virgil es emboscado y mutilado y Morgan muere asesinado. Buscando venganza Wyatt, su hermano Warren, Holliday y algunos más, forman una patrulla federal que acaba con la vida de tres vaqueros que ellos consideran culpables.
Al contrario que sus hermanos, Wyatt nunca fue herido en los duelos en que tomo parte, hecho que no hizo más que añadir misticismo a su leyenda.
A partir del famoso duelo la leyenda de Wyatt Earp no hizo más que ir en aumento y, sin embargo, el no fue mejor ni peor que cualquiera de los que forjaron la leyenda del Oeste y, no obstante, su figura sobresale sobre el resto.
¿Y por qué esta aureola de héroe a un hombre que vivió a su manera pero que es dudoso que dedicara su vida a luchar por una causa justa?
La respuesta quizás la encontremos en el hecho de que su vida fue muy longeva, falleció con casi ochenta y ocho años y conoció los comienzos de la industria del cine de Hollywood.
Allí asesoró e inspiró a estrellas del naciente cine de vaqueros, circunstancia que le ayudó y le sirvió para adornar aun más su figura.
Wyatt Earp quizás no fue el clásico héroe al que nos tiene acostumbrados Hollywood, que mata a los malos y salva a la bella, y se aleja al paso de su caballo hacia la puesta del sol.
Fue uno de tantos de aquellos hombres que forjaron el Oeste. Pero fue quizás más valiente que algunos y supo destacar su figura sobre la inmensa mayoría.
John Wayne siempre aseguró que lo había tomado como modelo.
A pesar de todas las vicisitudes por la que pasó a lo largo de su vida, Wyatt Earp murió, en su cama, en su casa de Los Ángeles, en enero de 1929. Con él se iba el ultimo de aquellos hombres duros y curtidos que forjaron la historia del “Far West.

Espero que les haya gustado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído