Pacos

Paco Sande

O ponemos los cinco sentidos en las Generales, o nos vamos de cabeza al abismo.

Bueno, pues allá vamos otra vez, una nuevas elecciones –municipales y, en algunos sitios, también autonómicas-, y de nuevo el país patas arriba y los “progres”, otra vez, proclamándose representantes del pueblo y ganadores absolutos.
Bien, pues primero de nada, puntualicemos, el partido más votado ha sido el PP, con el PSOE de segundo y Podemos, el tercero. No hay que olvidar que, la gran perdedora, Esperanza Aguirre, sacó un 35% de los votos, mientras que, la gran triunfadora, Ada Colau, solo consiguió un 25%, y, si extrapoláramos estas elecciones a unas generales, el PP, sería el ganador indiscutible. Y esto es así, y por lo tanto, amigos de “Podemos” y “Progres” en general, no soltar los caballos todavía que aquí aun queda mucha tela que cortar.
Aunque, es innegable, que mientras países como Inglaterra, Alemania, Francia y hasta la mismísima Polonia, están dando un giro radical a la derecha, España, aquí siempre tan progresistas, giramos hacia la izquierda radical.
Y es que, a los españoles, o al menos así parece, nos resulta imposible ir de moderados, no, aquí, desencantados con el “Partido Popular, no nos es suficiente con votar al PSOE, no, aquí tenemos que votar a un partido que ni siquiera tenemos pajolera idea de su ideología. En realidad ni siquiera es muy seguro que ellos mismos la tengan, puesto que, el partido –Podemos- se autodefine como comunista y todos sabemos que, además, es chavista, -aunque ellos niegan estar financiados por Venezuela y otros países sudamericanos de la misma ralea- y por lo tanto de ideología internacional y nada independentista.
Mientras tanto Ada Colau en Barcelona, proclama a voz en grito que ella está por la independencia de Cataluña y las “Mareas” en Galicia, no son otra cosa que antiguos miembros del BNG, el cual se ha quedado en cuadro, que se han pasado en masa al nuevo partido al que han bautizado como “Marea”, y es que eso es lo que a ellos les mola, buscarse siempre un titulo o nombre que de la sensación de que todo el mundo está con ellos y representan a una abrumadora mayoría, cuando en realidad no pasan de ser cuatro gatos, que, sacando esa bandera gallega con una estrella roja en medio, proclaman a Galicia, “su nación”.
Y esto es la configuración de este flamante partido en este momento, un amalgama de comunistas, nacionalistas –separatistas y socialistas desencantados con su partido, cuya única cosa en común que les une es su odio visceral a la derecha –PP- y a su país, -España- y nada más.
Por lo tanto, veremos que sucede en las generales, cuando “Podemos” presente su propia candidatura con nombre y apellidos y cada cual tenga que buscarse su vida y sus votos por su cuenta, entonces hablaremos.
De momento y desde mi punto de vista, lo que tiene que hacer Rajoy, es olvidarse e ignorar esos cantos de sirena que le llegan desde los medios y, también, desde su propio partido, pidiendo un cambio de rumbo a su política de austeridad, y seguir como hasta ahora. Porque, como dice un amigo mío, Rajoy está haciendo lo que hay que hacer para salvar a España de correr la misma suerte que Grecia, pero a los españoles nos está resultando costoso y muy duro, pero ya se sabe que cuando estás enfermo si quieres sanar tienes que tomarte la medicina y la medicina casi nunca tiene buen sabor.
Y, el hecho de que «Podemos» haya llegado tan lejos no es debido a una equivocación de Rajoy, sino a una equivocación de aquellos que dieron su voto a «Podemos» y al odio visceral que la izquierda, desde la más radical, el comunismo, hasta la más moderada, el socialismo, sienten hacia la derecha. Miren sino a ese energúmeno, Antonio Miguel Carmona, que renuncia a ser alcalde de Madrid con tal de fastidiar, con «J», a Esperanza Aguirre y al PP.
-Y a esto debería ponerle mucho cuidado el señor Pedro Sánchez, pues el Partido Popular es la oposición, pero Podemos es el que le puede birlar el bocadillo.
Puesto que, como no se espabilen en el PSOE, acabaran siendo fagocitados por Podemos, como le sucedió a IU y al BNG-.

Y no solo ellos, también están los medios que ponen todo el énfasis y martilleo en la corrupción que aparece entre miembros del PP, olvidándose sistemáticamente de la corrupción en los demás partidos, esto, unido a que viejos amigos del PP, como Pedro J. Ramírez o Federico Jiménez Losantos, que, por el hecho de que el Gobierno Rajoy, ayudó a salvarse de la quiebra al grupo Prisa, le han declarado la guerra y han hecho de su odio su cruzada particular para hundir a Rajoy, hace que el “Partido Popular” se encuentre en una situación de completo desamparo sin ningún medio a su favor.
El problema es que, con esta guerra particular que unos y otros han declarado al PP y a Rajoy, están demostrando un desprecio total hacia los votantes del PP, olvidándose de que este partido no está ahí por haber sacado un numero ganador en una tómbola sino por sus votantes, un 27.05% que lo convierte en el partido más votado y eso no hay que olvidarlo, como no hay que olvidar que, los “Podemos”, “Ganemos”, “Mareas, y demás, solo han conseguido ese miserable 15%, el tercer puesto.
Y tampoco debemos olvidar que, aunque estamos mucho mejor que cuando Zapatero se fue, todavía no estamos fuera de peligro, y seguimos necesitando dinero, ayuda e inversiones del exterior y, de momento, gracias a todo este experimento “progresista” que se está llevando a cabo y al hecho de que el Gobierno, también “progresista” de Grecia está sin blanca y amenaza con no pagar la deuda, ya nos han subido el precio del dinero y las inversiones ha parado de fluir hacía España.
Así que, o ponemos los cinco sentidos en las Generales, o nos vamos de cabeza al abismo.
Queda dicho.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído