Pacos

Paco Sande

Empezando de la nada hemos llegado a la más absoluta miseria, con un par.

Bien, ya está, hemos tenido unas nuevas elecciones generales, ya hemos empezado un nuevo año y, como no podía ser de otra manera, ya volvemos a estar metidos en otro berenjenal del copón.
Empezando de la nada, nosotros solitos, nos hemos metido en la más absoluta miseria, con un par.
Se acuerdan cuando, hace cuatro años, el Partido Popular fue votado por mayoría absoluta?
Se acuerdan por qué sucedió aquello?
Se acuerdan que fue porque la España que dejaba atrás el funesto Presidente Zapatero, verdadero precursor de “Podemos”, estaba completamente arruinada, a punto de ser rescatada, y nadie daba un duro por su economía?
Se acuerdan de aquella “prima” que nos apareció a todos de repente y que nadie sabía quién era ni de donde venia pero que pronto aprendimos que se llamaba “prima de riesgo” y que cada vez que subía, y subía todos los días, nuestra economía iba a peor y el agujero de la crisis se hacía más y más profundo?
Se acuerdan, verdad? Claro que se acuerdan.
Y ahora díganme todos aquellos que se han tirado de cabeza a votar a “Podemos”, por qué carajo creen que ya, que España está lista para afrontar otro Gobierno de los necios?
Por de pronto, hace sólo unas semanas, los inversores pagaban por dejar su dinero en España, o sea, por invertir en este país, pero hoy ya han empezado a llevárselo y si queremos que nos lo dejen aquí hay que pagárselo y la “prima” de marras ya está de nuevo asomando su cabecita.
Pero claro, si Pablo Iglesias y sus podemitas entran en el Gobierno, ellos lo van a arreglar todo. Van a dar dinero al que no tiene, casa al que esté sin ella, mejorar la sanidad y dar empleo a todo el mundo, esto sólo para empezar y sin despeinarse, luego ya nos meteremos en faena.
Por dios, cuando vamos a aprender que un país es como una casa y su economía funciona igual que la economía de cualquier familia, esto es: o entra más dinero del que se gasta o la economía se va al garete, y no hay más, tan simple y tan difícil como eso.
Y, de la misma manera, cuando vamos a aprender que los gobiernos no crean puestos de trabajo, ni en España, ni en ningún país del mundo mundial, que se dice ahora.
Los gobiernos, lo que tienen que hacer es crear las condiciones y la estabilidad necesarias para que los inversores confíen en ese país e inviertan en él y los emprendedores se sientan confiados y capaces de emprender sus negocios en ese país y lo hagan y creen empresas que medren y den muchos puestos de trabajo y esa bonanza atraiga a mas inversores y mas emprendedores que vuelvan a crear más puestos de trabajo, y eso es cómo funciona la cosa, y si quieren un ejemplo de cómo hacerlo bien, miren a Irlanda y luego, para saber cómo no hay que hacerlo, o cómo hacerlo rematadamente mal, miren a Venezuela.
Porque, dígame usted señor o señora votante de Podemos, si usted tuviese un capital más o menos de una cuantía que le diera para invertir, lo haría en la Venezuela de Maduro?
Y si usted tuviese los medios y una idea magnifica para crear un negocio o una empresa, buscaría emprender ese negocio o esa empresa en la Venezuela de Maduro…?
No, claro que no, ni usted ni nadie. Pues piense señor o señora votante de Podemos, los inversores y emprendedores de este mundo, nos miden a todos por el mismo rasero y, si elegimos quedarnos con “mesías redentores” que dicen ser capaces de quitar el hambre del mundo con una especie de clarividencia y magia que solo ellos conocen, se van a ir –se están yendo- con su dinero y sus empresas a otros lugares más saneados y más estables, países donde no haya tanta incertidumbre y tengan los pies en la tierra y nosotros nos vamos a quedar con el “mesías de la coleta” y su escudero (“la lombriz atómica”) Errejón, que nos van a hacer a todos felices y comeremos perdices, sí señor.
Bueno, Feliz Año Nuevo a todo el mundo y que Dios reparta suerte.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído