Pacos

Paco Sande

Ya estamos, otra vez en faena. Vamos de nuevo a las elecciones

Ya estamos, otra vez en faena. Vamos de nuevo a las elecciones.
Y ya volvemos a lo mismo. Al aburrimiento, a la machaconería, al mantra cansino, monótono y repetitivo, a esa cosa pasadísima que entendemos por campaña electoral.
Ahí tenemos al señor Pedro Sánchez, que nunca dejó de hacer campaña, pidiendo de nuevo un cara a cara, en la televisión, con Rajoy.
La leche con este tío. Mira que lo hemos visto y escuchado veces, negar cualquier tipo de negociación con Rajoy y el PP. Clamar que los españoles habían votado un Gobierno de cambio. (El suyo por lo visto), aunque tuvo el peor resultado de la historia, cosechado por el PSOE)
Rogarle, casi de rodillas, a Pablo Iglesias, que le apoyase para llegar a ser Presidente.
Todo le resultó en vano y, todavía, inasequible al desaliento, vuelve a lo mismo, como el perro vuelve a su vomito, y pide un cara a cara con Rajoy.
Naturalmente, Rajoy hace oídos sordos, -y ojala lo siga haciendo- e Iglesias se ríe de él, ofreciéndole la vicepresidencia.
A ver señor Sánchez, y los demás también: ya todos los españoles conocemos lo que cada uno de ustedes ofrece. Los cambios y apaños que están dispuestos a hacer. Con quien están dispuestos a coaligarse con tal de llegar a ser parte del Gobierno, etc.
Ya nadie, ni siquiera mi santa madre, que maldita sea lo que le interesan la política y los políticos, ignora quienes son ustedes, como hablan, lo que dicen, lo que ofrecen y lo que están dispuestos a dar. Los conoce a todos por su nombre de pila, a todos…, -bueno, a todos no, a Garzón, no. Hoy al verlo en la tele le pregunté: Quien es ese, mama? y no, a ese no lo conocía, aunque las encuesta dicen que es el más popular. ¿Será en el bar de su pueblo y entre sus amigos?-
Así que, por favor, ahorren el dinero que cuestan esas campañas y ahórrenos a todos el suplicio de oírlos una y otra vez en todas partes repitiendo una y otra vez lo mismo, Y tú más, y tu más.
Y esto no, no va solo para los políticos, no, sino para todos aquellos que quieran meter cuchara en el asunto y tratar de arrimar el ascua a su sardina, o sea, tratar de aportar su granito de arena para que gane aquel partido que a ellos más les entre por ojo.
Hoy me ha llegado una petición de una de esas plataformas de internet en las que uno, supuestamente, puede iniciar una petición de ayuda para recoger firmas y presentarlas ante el mandatario de turno, a fin de que éste actúe en consecuencia y aceda a los deseos de los firmantes, o mejor dicho, de aquel que pide las firmas.
Y ésta era para exigirle al señor Rajoy, un cara a cara con los estudiantes, que eran los hacían tal petición.
Naturalmente que no firmé, y estoy pensando seriamente en no volver a hacerlo, porque considero que esas plataformas están ahí para ayudar a dar voz a aquellos que no la tienen, o sea, al español de a pie, y no para hacerle propaganda a ningún partido o ideología política.
Y como, además, no pude contestarle por esa vía a esos estudiantes que requerían mi firma para tan probo menester, de haber podido los habría mandado a tomar…el fresco.
Aprovecho para hacerlo desde aquí: A ver tíos, quien carajo os creéis que sois?
Unos ungidos por la gracia divina?
Los iluminados por el dios de la sabiduría?
La generación que tiene en su mano la salvación del ser humano?
Pues no, y no.
Por muy estudiantes que seáis, no sois, ni más ni menos, que, un minero, un camionero, un albañil, un jubilado, o una conductora de autobús, una informática de Inditex, una empleada del Corte Inglés, etc. O sea, sois, simplemente, unos españoles mas, ¿lo cogéis?
Dicho esto, os informo, por si no os habíais enterado, que, dentro de seis semanas, más o menos, tenemos una Elecciones Generales, así que, iros a depositar vuestro voto como cualquier otro español, y dejarnos a todos los demás decidir por nuestra cuenta a quien queremos votar, vale?
Y, además, tener muy presente que el país no está para muchas bromas. Que a pesar de los recortes de Rajoy, aunque hemos mejorado un poquito, seguimos sin salir de la UVI. Que nuestra deuda ya ha alcanzado a nuestro PIB. Y el descenso del paro va con cuenta gotas, va tan despacio que casi ni se nota.
Así que, ojito, machos. Que aquello de que, «el Gobierno-Estado, tiene dinero pero lo esconde», es un leyenda urbana que solo se creen los ilusos y los incautos.
Así como es otra leyenda urbana que, “Podemos”, si ganase las elecciones, iba a traer trabajo, vivienda y pan para todo el mundo, algo que mucha gente se cree.
Porque la verdad es que, a pesar de su lema ”si se puede”, hasta ahora lo único que han podido, allí donde Gobiernan, fue, hacer toda clase de desmanes y barbaridades que les ha salido de la flor.
Y ahora espero que sepáis mirar hacia ese país, Grecia, y que os sirva de ejemplo.
Que sepáis ver que España, igual que Grecia, ya no es dueña de su destino.
Que si uno se pone muy chulo, viene Europa y te enseña puerta.
Y que nadie piense: “pues nos vamos y ya está”. Que nos así de fácil. Que un país es como una familia cualquiera, y funciona de la misma manera. Si en esa familia no entra más dinero del que sale, la cosa se pone chunga y se acaba por acudir a Caritas, o pedir en la calle. Y con un país pasa exactamente lo mismo, al final de mes hay que pagar las nominas y pagar lo que se importe de afuera y si no hay dinero, la nominas quedan sin pagar y los envíos de afuera se estancan, y luego vienen los anaqueles vacíos en los supermercados, y hay que trabajar solo cuatro días para ahorrar electricidad. –Ver Venezuela-
Y, para evitar eso, hay que acudir a Europa y apechugar con las condiciones que ellos dicten. –Ahora ver Grecia-

Y ya por ultimo: Me apuesto lo que sea, a que antes de las elecciones, nuestro poder judicial y nuestros medios informativos, nos obsequiaran a todos con tres o cuatro casos de corrupción del PP, obviando, olímpicamente, todo lo que hay alrededor de los demás partidos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído