Palpito Digital

José Muñoz Clares

Rajoy y el señor de Murcia

El expresidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia D. Alberto Garre, que es cierto que no está muy a bien con los suyos, se ha limitado a decir algo que está en boca de todos y no sólo en la oposición. Que Mariano Rajoy está más que amortizado después de que, sin que él supiera nada, el PP de Madrid, el de Valencia y su propia sede en Madrid se habían convertido en organizaciones criminales pensadas para la depredación de las arcas públicas, de modo que por activa (lo sabía y no hizo nada, o participó) y por pasiva (no lo sabía porque no quiso saberlo) es responsable político (si no lo acaba siendo penalmente) de unas conductas que obligan a repensar el PP desde la oposición, como hizo en su caso el PSOE, a riesgo de hundir aún más en el desprestigio a su propio partido y a la clase política española.
Garre no es un cualquiera. Abogado de profesión, con un pasado político y profesional intachable, no sólo tiene razón en aconsejar el paso atrás o al costado, tanto da, sino que puede haber encendido una mecha que acabará explotándole en la cara a los palmeros del poderosos Rajoy y puede repetir el éxito de aquella periodista que le preguntó a Calvo Sotelo si estaba seguro de ganar las elecciones después del tejerazo; el interpelado miró con extrañeza a la periodista descalificándola con la mirada, una de esas miradas de cuervo en vista de la carroña segura; pero las elecciones le dieron la razón a la joven – Calvo Sotelo no salió elegido – y los palmos de narices se multiplicaron más que aquella nariz quevedesca que las doce tribus de narices era. Y los augurios andan por esa línea dado que una encuesta de hoy mismo – 11M – vaticina un descenso del PP y una ganancia acusada de C´s, que podrá así hacer presidente a quien más lo corteje, y para eso Rajoy, eligiendo mal al enemigo, ya ha decidido que su enemigo es C´s, cuando el suyo genuino debería ser el PSOE y, lejanamente, el frustrado Pablo Iglesias junior, que ha pasado en apenas unos días de ser vicepresidente a no ser nada, y ue lo le cuajen los desafectos internos y los de la morralla que lo sigue, que puede aún dar en menos. Nunca antes viose soberbia más pronta y justamente correspondida por un instant karma reconfortante, máxime si se tiene en cuenta el rosario de despropósitos, gestos polvorientos y desatenciones que la morralla electoral que arrastra está prodigando a la sociedad española en su conjunto, la última el desaire a unos militares que, tras pagar sus tasas y montar su stand, ofrecen a los jóvenes una oportunidad formativa doble – militar y civil – que encuentra siempre más candidatos que plazas, a los que la estúpida Colau se vio en la obligación de decirle que era partidaria de separar ámbitos, salvo que el stand lo hubieran montado una shipotéticas, carísimas y aún lejanas fuerzas armadas catalanas.

Así que habrá que prestar atención a Garre y a ese clamor silencioso que le han reprochado hasta en su construcción lingüística, cuando los mismos que se lo echan en cara han optado en otras ocasiones, para aparentar la cultura que no tienen, por el término oxímoron en vez de por la clásica contradicción en los términos. Hay todo un camino por andar, lo crean o no Rajoy y sus palmeros, y si algo se puede decir es que lo más seguro es que ya veremos, lo que no autoriza a descartar, de antemano, ninguna opción sobre la mesa.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

José Muñoz Clares

Colaborador asiduo en la prensa de forma ininterrumpida desde la revista universitaria Campus, Diario 16 Murcia, La Opinión (Murcia), La Verdad (Murcia) y por último La Razón (Murcia) hasta que se cerró la edición, lo que acredita más de veinte años de publicaciones sostenidas en la prensa.

Lo más leído