Palpito Digital

José Muñoz Clares

San Alexis Tsipras, conseguidor

Hasta dónde piensa llegar el guapito Sánchez en su vergonzosa deriva pedigüeña es asunto tan insondable como la voluntad de los dioses. Y hasta dónde se lo piensan consentir los socialistas serios que queden – que alguno habrá – tampoco es ya objeto de cábalas fiables. El mozo, en efecto, está en caída libre con tal de salvar el culo, en lo que ha venido a dar la razón a Celia Villalobos, que ya es indignidad viniendo de quien negó decencias a otro con el que ni se plantea hablar pese a que haya resultado ganador de las elecciones. No es que Sánchez se haya arrastrado por las trazas de cal viva que deja Iglesias a su paso, es que ha llegado a suplicar a Tsipras que a su vez suplique al coletas para que no le boicotee un gobierno por el que nadie da un duro, a menos que se tenga en cuenta la opinión del patético Garzón que, con dos diputados y la responsabilidad histórica de mantener viva la llama de la fe marxista en España, se siente el rey del mambo y líder de las negociaciones.
Y mientras tanto, dada la debilidad del gobierno en funciones, Cataluña está progresando en la tramitación de las leyes que conducen a la desconexión con España, la primera de ellas la destinada a construir una hacienda pública catalana, para lo que piensan, de una tacada, apropiarse de las retenciones de renta de más de cinco mil funcionarios autonómicos que pasarían así a ser los tercios de Flandes pero en Cataluña. Y todo con una perspectiva de tres meses, que es como para que los partidos españoles se plantearan en serio que o se ponen de acuerdo o, para cuando se pongan, no habrá ya país sobre el que gobernar; al menos el país como lo conocemos ahora, es decir, con su integridad territorial preservada. Y al respecto no es fácil esperar que un gobierno en funciones presidido por un hombre políticamente muerto sea capaz de aplicar la ley como es debido, es decir, atajar la secesión fiscal por la vía de aplicar la ley donde y a quien haga falta. Es más, anda el secesionista Junqueras demandando al FLA un anticipo de nada más y nada menos que 1.400 millones de euros con los que sufragarse la secesión, las copas jubilosas y el 3% para Convergencia, según es costumbre en su territorio.
El panorama es tremendo. Sánchez rezándole a un santo laico ortodoxo, Garzón oficiando de casamentero, Iglesias junior intentando parar el estallido de Podemos, el PP presidido por la corrupción y un muerto viviente que fuma puros y el PSOE que no sabe qué hacer para encarrilar al enfermizo Sánchez. Así que lo mejor es irnos todos de vacaciones y a ver si el santo Tsipras obra el milagro de introducir algo de sensatez en un país que alguna vez fue serio y ahora no es capaz de organizar más que procesiones.

SUPERCHOLLOS

¡¡¡ DESCUENTOS SUPERIORES AL 50% !!!

Las mejores descuentos de tiendas online, actualizados diariamente para tí

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

José Muñoz Clares

Colaborador asiduo en la prensa de forma ininterrumpida desde la revista universitaria Campus, Diario 16 Murcia, La Opinión (Murcia), La Verdad (Murcia) y por último La Razón (Murcia) hasta que se cerró la edición, lo que acredita más de veinte años de publicaciones sostenidas en la prensa.

Lo más leído