Palpito Digital

José Muñoz Clares

Sólo hay una salida

Y no es otra que un gobierno del PP presidido por el ganador de las elecciones D. Mariano Rajoy, a salvo la posibilidad – inimaginable – de que se autoinmole en beneficio del interés general, consistente en posibilitar un gran acuerdo de investidura y legislatura. Cualquier otra actitud que no pase por dejarlo gobernar nos encaminaría a unas terceras elecciones, cuyas consecuencias no serían sólo dramáticas sino algo mucho más allá.
Rajoy, por cuyas venas no corre ni horchata, debe abandonar la poltrona en que sestea desde mucho antes de Diciembre de 2015 y tomar la iniciativa en términos implacables: pactar con C´s – que quiere, aunque diga que no – un calendario de leyes a reformar, entre las que se encuentran la ley Werth, la electoral, la ley mordaza, el Código penal – suprimir esa aberrante prisión permanente revisable -, la modificación de la ley del aborto aprobada sólo con sus votos y algunas otras, así como algunas líneas maestras de la política. En la ley electoral debería contemplarse la posibilidad de fijar un mínimo para acceder al parlamento -. el 5% de los votos, a la alemana – y dejar así fuera a la morralla electoral que ha terminado desequilibrando la política nacional española a base de bisagrazos. Eso exacerbaría a vascos y catalanes, sin duda, pero no creo que los llevara más lejos de donde ya están en lo que se refiere al desprecio hacia España y hacia todo lo que suene a español, y los pondría en el brete de enfrentarse a su verdadera voluntad secesionista después de saber lo que le está pasando a UK incluso antes de haber salido de la UE, y allá ellos con sus decisiones. Y debería Rajoy mostrar firmeza al PSOE y a la momia de Sánchez, cuyo único mérito ha sido conseguir que el tan temido sorpasso se convierta en mero y rotundo trompasso que le ha pegado el pueblo soberano a él mismo y a Iglesias, ese pretencioso trasvestí político que pasó de la nada a vicepresidente nombrador de ministros, luego a presidenete in pectore, y ha acabado llevando a su partido a la debacle.

Una vez acordadoscon C´s debe Rajoy sentarse con Sánchez, superando la justificada – y recíproca- aversión al personaje y ponerle las cosas claras al niñato, que ya estaba muerto tras el fracaso de la investidura y ahora tiene las constantes vitales peores que la momia de Ramsés. Mire ushhhted, esto es lo que he acordado con C´s. Nos faltan 6 diputados, de modo que ushhhted nos los presta para la investidura o se abstiene en segunda sesión, o será responsable de unas terceras elecciones en que su partido puede quedar por detrás incluso de C´s. Ushhhted elige. Y a partir de lo anterior o Sánchez claudica o los suyos lo asesinan metafóricamente, y otro tanto le pasará a Rivera si se obstina en no pactar con Rajoy; si lo hace, su futuro quedará escrito: una mayoría se pasará al PP y una minoría ridícula iniciará un proceso de extinción parecido al de UPyD que, como saben, ha pasado de lo que fue a obtener 50.000 votos en toda España, es decir, lo mismo que obtuvieron todas las fuerzas genuinamente franquistas en las primeras elecciones de 1977.

Así que, salvo error u omisión, esto es lo que hay. A Rajoy la inactividad le ha dado un resultado asombroso pero ahora le ha llegado el momento de jugar sus cartas con dureza y doblando la apuesta ante todo el que diga «voy». O eso o acabará como Cameron, siendo recordado como el peor apirante a presidente de toda la historia constitucional española.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

José Muñoz Clares

Colaborador asiduo en la prensa de forma ininterrumpida desde la revista universitaria Campus, Diario 16 Murcia, La Opinión (Murcia), La Verdad (Murcia) y por último La Razón (Murcia) hasta que se cerró la edición, lo que acredita más de veinte años de publicaciones sostenidas en la prensa.

Lo más leído