Palpito Digital

José Muñoz Clares

Que me corten tu cabeza

No hay como tener amigos pero hay dos versiones, según la cabeza que corten sea la tuya o la de tu amigo. Si es la de tu amigo la buena educación exige el acompañamiento en el duelo a la familia y el respeto hacia la cabeza cortada y ya inofensiva; pero si es tu cabeza la que manda cortar el amigo no hay como morir maldiciendo y deseándole al traidor que pase por el mismo trance en el plazo más breve posible, que ya luego Dios reconocerá a los suyos.

Que Iglesias es un mandangas espantavotos lo sabe todo el mundo menos él. Puede que hasta la Montero lo sepa y que si se calla sea por lo de acabar la crianza y de pagar el chalet antes de mandarlo al cuerno. Y no es que la gente se equivoque votando ni que Echenique lo hiciera tan rematadamente mal como para justificar la huida de apoyos. Se trata de que el mandangas de la coleta se apunta a cualquier bombardeo contra los intereses generales de España y nunca a la lucha antiaérea contra los que vienen a bombardearnos. Se llama síndrome del adolescente desafiante y en casi todos tiene cura, pero alcanzados los 41 queda ya poca adolescencia para mejorar de cualquier cosa.

Hagan la lista: en el País Vasco se pone de parte de los pobres terroristas, presos o no, y de los que aún jalean a ETA; en Cataluña cierra filas con los pobres indepes presos por dar un golpe de estado al que sólo le faltaron tricornios y metralletas para ser Tejero II; y el colmo lo alcanzó cuando cerró la última campaña yéndose a las Canarias a rodearse de unas banderas que al principio parecían del Vaticano – azul muy pálido y amarillo – y acabaron siendo ¡del MPAIAC! Hasta los más viejos del lugar tuvimos que ir a la hemeroteca a rescatar las escaramuzas de aquel Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario y su frente armado el FAG (Fuerzas Armadas Guanches), de brillante trayectoria histórica y grandes logros en el pasado. Y esas son sus credenciales para ganarse el corazón de los votantes.

Así que el muchacho inspira en los españoles – hay que repetirlo: sigue habiendo españoles en España – un rechazo visceral porque no lo hemos visto nunca apoyar algo que suene favorable a nuestro país. Desprecia al Rey, a nuestra bandera, a las instituciones que nos dimos y a las fechas que las celebran. Si lo que no entendemos es por qué no se va con Echenique a Argentina a exportar la revolución, como hizo Trotski, y consigue que le planten un piolet en la cabeza por aquello de pasar a la historia como un verdadero mártir y no como el mandangas que de momento es y tiene acreditado.

De momento, sólo nos queda saber qué hará con la cabeza de Echenique una vez que la tiene en la mano. Jibarizarla y hacerse un llavero es una buena opción. Preparar su propio pescuezo para cuando al fin vean la luz los suyos y se lo rebanen entra en el terreno de los preparativos de las ejecuciones, por incruentas que sean, junto con cortarse la coleta, que molesta mucho a la hora de cortar cuellos de un hachazo limpio que, preferiblemente, le debería administrar el rastas antes de retirarse a las islas a resucitar el MPAIAC.

 

 

 

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

José Muñoz Clares

Colaborador asiduo en la prensa de forma ininterrumpida desde la revista universitaria Campus, Diario 16 Murcia, La Opinión (Murcia), La Verdad (Murcia) y por último La Razón (Murcia) hasta que se cerró la edición, lo que acredita más de veinte años de publicaciones sostenidas en la prensa.

Lo más leido