Palpito Digital

José Muñoz Clares

Mortadelo, tres señoras y un pelanas con moño

Me dijo un socialista de los de antes que lo malo del guapito no es que sea tonto: «ese es que es malo». Y lo es. Sólo a un malvado se le ocurre lanzar contra Ayuso a un hombre indiscutiblemente inteligente y honrado como Gabilondo, que sin hacer nada ocurrente se gana el respeto de quien lo escucha y lo ve con esa imagen de desvalimiento que lo hace de inmediato entrañable.

Gabilondo no es exactamente guapo, y lo eligió el malvado aun apreciando que Gabilondo nos resulta familiar y tierno porque subliminalmente nos recuerda a Mortadelo. No hace falta soltárselo a la cara: sr. Gabilondo, mire usted, es que me recuerda a Mortadelo y no me lo imagino viéndoselas con estos canallas. Que sí, que ha sido rector, que es usted catedrático, que ha escrito libros y es un hombre muy culto con el que nos gustaría departir, escucharlo, aprender, sin perjuicio de acabar con la sensación de haber compartido unas horas con el hermano listo de Mortadelo. Qué le vamos a hacer. A los profesores no se nos exige ser a la vez estudiados y guapos, porque lo de guapos en nada nos mejora y hasta resulta peligroso dado el ganado que corre por esos campus. Gabilondo es la viva imagen del profesor y, por otra parte,  con su trayectoria de seriedad y honradez acreditada, hasta a nosotros nos repugna que le ordenen compartir aventura con un maricoletas que a última hora ha criado moño. Por eso tuvo que reivindicarse como adversario ante la maestra Ayuso, que esa sí que se presentó torera en el festejo chafándole a la de MM el monopolio del rojo. Gabilondo acudió ataviado de sí mismo como toro que se tiene que hacer notar para que se dignen colocarle un par en todo lo alto, y a Ayuso le bastó con no reconocerlo ni como sobrero para echarlo del cartel. De él se puede decir que no va a ganar estas elecciones. Admito apuestas. Hablen con mi agente.

En cuanto a don Edmundo Bal, el primer problema es que casi nadie sabía quién era. Por descarte acertamos a entender que era el de Cs -¿se acuerdan?-, y le faltó presentarse con un chaleco salvavidas tipo Mae West, dejando claro desde el atuendo que se estaba jugando el presente y el futuro, que era el último de filipinas, el último indio en la pradera, el último de todas las filas, el remanente, los posos de un partido que tuvo el valor de ganarle las elecciones a los indepes en Cataluña y luego echarlo todo a rodar, a última hora por la ocurrencia de la Arrimadas de aliarse con el psoe para quitarle cupo al pp, primero en Murcia y luego, por metástasis, allá donde vio que era posible tocar pelo. En la cubierta del Titanic y silbando con la orquesta por animar a los compañeros de infortunio. Conciliador, formado y con afán de agradar, pero carne de cañón.

Del sr. Bal no es que pueda asegurar que no va a ganar estas elecciones, es que se está jugando no dar la talla del 5% y que todos sus votos resulten ser un desperdicio. El votante centrista, con el voto en la mano, se dirá que para voto testimonial no lo trajo su madre al mundo, y votará a cualquiera que no sea ni medio rojeras, espantados como están por la cercanía del del moño y ahí se habrá acabado la muy honrada, educada y conciliadora trayectoria del metafóricamente difunto sr. Bal. Hasta el del moño, por poco que se esfuerce, se puede ir con Bal a la irrelevancia si sigue dando espantadas, por lo que va a ser este un asunto de mujeres: dos comparecieron con traje de faena gualda y la de Vox con un muy vistoso atuendo entre púrpura y berenjena. Ayuso es la candidata a vencer, la de Más Madrid no puede ganar, y al cabo resulta que la clave la puede tener la de Vox, cuando lo sensato era que hubiera sido Bal el que afianzara a la más votada, que esa sí sabemos quién va a ser.

 No hacía falta llevar alforjas. Sobraba con la vara de mimbre que llevaba el Camborio

 

 

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

José Muñoz Clares

Colaborador asiduo en la prensa de forma ininterrumpida desde la revista universitaria Campus, Diario 16 Murcia, La Opinión (Murcia), La Verdad (Murcia) y por último La Razón (Murcia) hasta que se cerró la edición, lo que acredita más de veinte años de publicaciones sostenidas en la prensa.

Lo más leído