Palpito Digital

José Muñoz Clares

La puntita nada más

La ministra Llop, magistrada y políglota según se anuncia, se ha estrenado en las Cortes con un trágala al principal partido de la oposición, reduciendo el CGPJ a lentejas: o las tomas o las dejas. O me las pones como se las ponían a Fernando VII (Belarra, bandarra, se lee Séptimo) o no hay renovación y la culpa es tuya, porque la muy taimada Llop culpa al PP de las pocas tragaderas que tiene, que viene a ser como el chiquillo que culpa a su padre por haberle regalado la pelota con la que él ha roto un cristal. En resumen: lo que ella interpreta como la puntita nada más resulta ser una penetración por las bravas y por donde más duele, al más acreditado estilo Perrosánchez.

Mientras tanto el Tribunal Constitucional se prepara para declarar inconstitucional la segunda prórroga del estado de Alarma, otra faena que fue vista desde el entorno pretoriano del antes citado como algo que había que hacer por el bien del pueblo: se está muriendo gente, más de la que nosotros publicamos y publicaremos, y esto no se puede tolerar, así que caiga la ley si es preciso pero nosotros vamos adelante con los faroles. Se les olvidó leer la Constitución y sus asesores -incluida abogacía del estado, fiscalía, letrados de Cortes…-, que por ley tenían que conocer el texto constitucional como la palma de su mano, no cayeron en la cuenta, o no quisieron caer, o si cayeron callaron que hay un  tal artículo 81 CE conciso y preciso, sin margen de maniobra ni de interpretación creativa: 1. Son leyes orgánicas las relativas al desarrollo de los derechos fundamentales y de las libertades públicas, las que aprueben los Estatutos de Autonomía y el régimen electoral general y las demás previstas en la Constitución. 2. La aprobación, modificación o derogación de las leyes orgánicas exigirá mayoría absoluta del Congreso, en una votación final sobre el conjunto del proyecto. Pero estos mandangas optaron por mirar para otro lado y la vista se les paró en el Decreto  Ley, la norma preferida por Franco para organizar España en términos cuarteleros. Les pareció que se trataba de la puntita nada más, como le parece a Llop y como le pareció a la infausta Aido que una ley que conculca de modo general y particular el art. 14 CE (Igualdad de todos ante la ley) era cosa insignificante, un tiquismiquis de leguleyos. Y así, tacita a tacita, se va desmontando el Estado de Derecho, que es la principal garantía que nos queda frente al poder desmedido y sin frenos al que aspira, lo diré otra vez, ese tal Perrosánchez.

¿Y ahí se para la historia? No señor. Marlaska, que como juez ha aprendido a torcer la vara de la justicia hasta que se acomoda a sus obsesiones, empezó a deportar en caliente a los críos marroquíes que nos mandó Marruecos cuando la exministra Laya metió la pata hasta el corvejón trayéndose al perseguido dirigente del polisario, al que luego dejaron salir ¡sin papeles ni identificación!, cosa a la que nos empezamos a acostumbrar cuando lo de Delcy, la que vino pero no pisó España en plan virginal y mariano: antes, durante y después de bajarse del avión para hablar con el ya cesado Ábalos en un lugar parecido a Guantánamo que hay en el aeropuerto de Barajas: está usted aquí pero no está en ninguna parte, y menos en España.

¿Por qué cesaron a Ábalos en la noche de cuchillos largos y a Marlaska, que es un inútil vocacional, no hay forma de que lo perdamos de vista? Quizás sea porque Marlaska mete la pata pero no la mano, y de Ábalos conocemos la afición al billete Bin Laden -ya saben, el de 500 euros-, a las chicas muy jóvenes y muy cariñosas y a los fastos gastronómicos, y eso terminó estando muy feo hasta para una asociación de malhechores con pretensiones. Hasta la mafia tiene mejor estilo.

Ya ven, todo a base de puntitas nada más, y de las puntitas cabe decir lo que se dice del grano: ¿Cuántos granos forman un montón? Pues con las puntitas lo mismo: ¿Cuántas puntitas forman un puntazo como esos que, a veces y por desgracia, le meten los toros a los toreros por salva sea la parte?

Señoras, señores, vayan preparando el culo que anda Perrosánchez suelto y rabioso porque dicen las encuestas que ya baja de 100 diputados. Lástima que no haya un líder de la oposición que esté a la altura del reto. Pero ese es otro cantar que nos llevaría a hablar de Ayuso y de algunos más. 

 

 

 

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

José Muñoz Clares

Colaborador asiduo en la prensa de forma ininterrumpida desde la revista universitaria Campus, Diario 16 Murcia, La Opinión (Murcia), La Verdad (Murcia) y por último La Razón (Murcia) hasta que se cerró la edición, lo que acredita más de veinte años de publicaciones sostenidas en la prensa.

Lo más leído