Esta España es absurda

Esta España es absurda

Uno de los males de la actual situación de España es creer que Franco derrotó a la democracia, que su dictadura fue la sustitución de la democracia anterior. Se llenan la boca reclamando la tercera república cuando en realidad buscan la segunda república bis.

Cierto que Franco fue un dictador, cierto que se levantó contra el gobierno legal. Fue un dictador que todos los demócratas rechazamos, pero la España contra la que se levantó en armas estaba muy lejos de ser ese demócrata paraíso idílico que algunos nos venden.

Toda dictadura es rechazable, la democracia es solo el mal menor, no es la panacea, es solo, y es bastante, la mejor de las alternativas, por eso hay que condenar las dictaduras. Es absurdo, de gente sectaria y poco consecuente, condenar el franquismo, abominar de su dictadura, exhumar a Franco por dictador y elogiar a Castro. O a Chávez.

Vivimos en un país así. Amenazan con condenar los vivas a Franco como exaltación de su dictadura al mismo tiempo que se permiten las ofensas al rey, a la propia nación, a las fuerzas del orden o a la religión en nombre de la libertad de expresión.

Franco fue un dictador, ajeno por completo a cuanto cualquier persona sensata quiere para España, tan dictador como Maduro, Castro o Lenin. Lo absurdo de un país, el nuestro, lo absurdo de una izquierda, la nuestra, es que no estén todos los dictadores en la misma escala, que haya dictadores buenos y dictadores rechazables, que el partido único esté bien si es en Cuba. Que la libertad de expresión esté bien para elogiar al Che Guevara, perseguidor y asesino de maricas, pero que no esté bien en otros casos. Somos un país sectario hasta la nausea, los hijoputas son unos hijoputas excepto si son nuestros hijoputas. Los hijoputas están bien si son de izquierdas, a los hijoputas de derechas hay que echarlos al pilón del pueblo, a ver si aprenden.

Hay repúblicas buenas y malas; EEUU o Alemania no están en la misma escala de valores que Venezuela o Corea del norte. Hay monarquías buenas y malas, no son lo mismo Holanda, Noruega o España que Marruecos o Tailandia. En cambio todas las dictaduras son malas, sean del lado que sean, eso parece haber olvidado nuestra paleo izquierda… 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Pedro de Hoyos

Escribir me permite disfrutar más y mejor de la vida, conocerme mejor y esforzarme en entender el mundo y a sus habitantes... porque ya os digo que de eso me gusta escribir: de la vida y de los que la viven.

Lo más leído