LA DE EL MUNDO, ENTREVISTADA EN JOT DOWN

Lucía Méndez no digiere lo que David Jiménez dijo de ella en ‘El Director’: «Es grosero y barato»

"(Jiménez) No tenía las cualidades necesarias para dirigir El Mundo, de ninguna manera. Él firmó la lista del peor ERE, y se llevó más de un millón de euros de indemnización"

Lucía Méndez no digiere lo que David Jiménez dijo de ella en 'El Director': "Es grosero y barato"

Por fin ha roto su silencio. La periodista Lucía Méndez era uno de los personajes que salía peor parados en la historia que David Jiménez publicó bajo el título de ‘El Director’ y que repasaba su nombramiento y trayectoria al frente de El Mundo, hasta que fue destituido el 25 de mayo de 2016 (apenas un año después de su nombramiento).

En el libro, Méndez aparece como ‘La Digna‘, un personaje que muestra dos caras: según Jiménez, en persona le mostraba su apoyo y su afecto pero a sus espaldas le criticaba y conspiraba para hacerse su puesto, que además anhelaba.

La corresponsal política de El Mundo solo había mostrado su desacuerdo sobre el asunto desde su Twitter… hasta ahora.

La periodista zamorana ha roto su silencio y aunque asegura no haber leído el libro, critica muy ferozmente a su autor, que fue su director durante su etapa al frente de El Mundo hasta su sustitución por Pedro García Cuartango.

«No he leído ‘El Director’, pero sé de que va»

La reportera asegura que no ha leído el libro de Jiménez, pero parece muy bien informada.

Creo que está escrito por una persona que ha violentado todas las obligaciones morales que un director tiene hacia su redacción, que son muchas, independientemente de tus intereses personales, tus egos, tu individualidad o tu interés en hacerte famoso. Antes que todo eso, y por encima de todo eso, están tus compañeros y tus subordinados, a los que no puedes someter a escarnio, ponerles motes, nombrecitos y presentarlos en un libro como si fuéramos una pandilla de sumisos esclavos morales del capital y de no sé qué sistema. Antes te tienes que cortar una mano. Me parece una inmoralidad. No es mi forma de entender ni la vida ni el periodismo ni el periódico ni la responsabilidad que uno tiene cuando uno es director de El Mundo

«El suyo me parece un comportamiento despreciable»

David Jiménez publicó su obra basada en hechos reales y siempre según su prisma pero se cuidó de posibles demandas no dando nombres propios, sino escudándose en motes y pseudónimos por otra parte fácilmente identificables por los lectores más avezados y los compañeros del gremio.

Para Méndez, Jiménez cometió un gran error atreviéndose a contar todos los entresijos de su breve trayectoria al frente del diario de Unidad Editorial, a donde llegó de director en sustitución de Casimiro García-Abadillo:

Me parece increíble tener que explicar esto. Pues claro que tenemos presiones, pero es que tenemos la obligación de vencerlas. No somos libres, claro que no lo somos. Nadie es libre, colega. Nadie. Tienes que intentar ser libre en el mayor porcentaje que te sea posible. Y jugar con las cartas que tienes, no puedes usar otra baraja. Y mucho menos puedes irte de un periódico y contar en un libro las conversaciones que tus periodistas han tenido contigo en tu despacho. ¿Nos grabamos? Me parece un comportamiento francamente despreciable desde el punto de vista ético y moral. ¿O es que no sabemos lo que hay? Nosotros peleamos, Pedro J. peleaba, todos peleamos, pero él…

«No tenía las cualidades necesarias para dirigir El Mundo»

Méndez se afana en demostrar durante esta entrevista que el gran error fue nombrar director a Jiménez, algo que él mismo reconoce en el libro, que no valía para el puesto. Queda en el aire de si serán cierto los anhelos de la corresponsal por haber ocupado su puesto:

Cuando le nombraron director le apoyé y dije a mis compañeros que teníamos que darle una oportunidad, porque me parecía que tenía un perfil adecuado y limpio de adherencias. Hasta que descubrí que era el director equivocado y no servía. No tenía las cualidades necesarias para dirigir El Mundo, de ninguna manera. Él firmó la lista del peor ERE, y se llevó más de un millón de euros de indemnización. No estamos para dar lecciones en esta profesión. Ni yo ni tú ni nadie. Él tampoco. Pero que me llamen «La digna»… pues la dignidad es una cosa un poquito de la familia, eso de pobres pero honrados. Pobres pero dignos. Pues, bueno, no me molesta, pero me parece muy grosero y barato. No creo que tener dignidad sea malo o algo de lo que avergonzarse.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído