El escritor pone a caldo la primavera árabe

Arturo Pérez-Reverte: «Merecemos ser decapitados, por cantamañanas, por primaveras»

"Dense una vuelta por Marruecos, o por Melilla; comparen barbas y velos con hace diez años"

Seguro que cuando se líe en Rabat (que se liará, y gorda) todavía aplaudiremos la primavera marroqu

El escritor Arturo Pérez-Reverte tiene una especie de ‘idilio’ especial con Twitter los domingos en la tarde y el 16 de septiembre de 2012 no fue una excepción.

El genial literato y periodista no dudó en poner de vuelta y media a todos aquellos buenistas que veían en el fenómeno de la Primavera Árabe un atisbo de democracia en territorios tradicionalmente extremistas.

Ha bastado la muerte de un embajador norteamericano para poner en cuarentena este movimiento y para que Reverte saque su afilada pluma a pasear en las redes sociales.

Estas son algunas de las frases vertidas por el escritor en su cuenta de Twitter:

Gaddafi, Mubarak, Sadam Hussein, eran unos hijos de puta. Cierto. Pero los conocían bien, a sus clérigos. Los mantenían a raya

La «pasa»: el morado de golpearse (hipócritamente, algunos) la frente en el suelo a rezar. Las barbas. Los velos de las señoras.

Libertad cuya administración se confía a curas. Musulmanes o cristianos, da igual. Curas. Calculen la libertad.

Un cura fanático es un cura fanático, lo mismo en el XVII con una caja de cerillas que en Egipto con turbante.

Todos aquellos idiotas (en Irán, pero también en España) aplaudiendo a Jomeini. Llega la libertad, decían.

Merecemos ser decapitados, por cantamañanas, por primaveras

Dense una vuelta por Marruecos, o por Melilla; comparen barbas y velos con hace diez años

Primavera árabe. Seguro que cuando se líe en Rabat (que se liará, y gorda) todavía aplaudiremos la primavera marroquí. Alba de un mundo nuevo.

La verdad es que a veces dan ganas de cambiarse de bando. Y no les quepa duda. Llegado el momento, millones se cambiarán de bando.

Mejor era, para el sentido común, un dictador en Trípoli o El Cairo que imanes radicales, velos y niñas apartadas de la escuela en Madrid

 

 

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído