Max Lemcke hurga en la herida de los abusos del ladrillo

Esta película no contribuirá en nada a estimular el alicaído sector inmobilario español. Es más, tal vez no sea recomendable que usted la vea si tiene previsto meterse en una hipoteca. El Festival de Cine Español de Málaga proyectó ayer, dentro de su sección oficial, Cinco metros cuadrados, tercera película de Max Lemcke (Madrid, 1966), que prolonga el inmejorable buen gusto que dejó su anterior cinta, Casual day …

Lea el artículo completo en www.publico.es

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído