Reprochan al director del diario de Planeta su falta de proyecto y ausencia de gestión

Malestar con Marhuenda en La Razón: «No ha sido capaz de explicarnos nada»

Desde el pasado miércoles, muchas de las noticias se publican sin la firma del periodista y hay concentraciones de protesta en la puerta del periódico dos veces al día

Malestar con Marhuenda en La Razón: "No ha sido capaz de explicarnos nada"
Francisco Marhuenda. RTVE

Poco a poco el equipo va para abajo, cada vez los redactores tienen más trabajo

Preocupación, indignación y hermetismo. Así se puede definir la realidad que vive La Razón. Los despidos de los dos redactores de Televisión y Sociedad, Miguel Arroyo y Miguel Carbonell, la semana pasada ha provocado un estallido generalizado de descontento e intranquilidad entre sus compañeros.

A pesar de este malestar, la redacción y el Comité de Empresa callan. «No vamos a hablar de este asunto», dice uno de los representantes de los trabajadores.

¿Por qué tanto silencio? La respuesta es sencilla: el miedo. «El temor a ser el siguiente en ser despedido impera en la redacción. Desde hace años están sucediendo cosas que si saliesen a la luz… toda la gente que ha protestado o ha hecho algo por defender los derechos de los trabajadores, o han sido despedidos o se han ido por su propia voluntad pero después de muchas presiones», dice un ex trabajador que ha accedido a hablar con Periodista Digital.

La Razón ha sido el último de los grandes periódicos generalistas en tener un Comité de Empresa que representase a sus trabajadores. Después de muchos problemas con la dirección, en 2005 un grupo de periodistas, hartos de ver cómo se vulneraban no sólo sus derechos sino también el de sus compañeros consiguieron, a pesar de las trabas, crear el primer Comité de Empresa. De esos periodistas pocos quedan ahora en La Razón. Algunos fueron despedidos, otros pactaron su salida y el resto decidieron irse a otro medio o proyecto más viable.

Protestas diarias

Según ha publicado el Sindicato de Periodistas de Madrid el pasado miércoles, 22 de septiembre, más de un centenar de trabajadores del diario La Razón se reunieron «para debatir las acciones de protesta por el despido fulminante de dos compañeros».

En la reunión, que empezó a las 16:30 y duró aproximadamente una hora y media, todos los trabajadores rechazaron no sólo estos despidos sino la forma en que se realizaron.

Según fuentes cercanas al conflicto:

Entre otras cosas, reprochan a la dirección (Francisco Marhuenda) que no haya sido capaz de bajar a las redacción y explicar cuáles son sus planes.

No solamente que hayan despedido a estos dos periodistas, poco menos que llevarles el despido en la mano y diciéndoles «puerta», si no que no hayan bajado a la redacción para tranquilizar a los redactores y explicarles si los despidos han sido una cuestión temporal si hay planes y qué tipo de planes hay.

Los trabajadores lo que echan en falta es un cierto proyecto de futuro para el periódico.

Por eso, la mayor parte de la plantilla ha decidido que tres días por semana no firmarán las noticias y se concentrarán todos los días a las puertas del periódico a las 13:00 y 19:00 horas.

Poco a poco el equipo va para abajo. Cada vez los redactores tienen más trabajo, tienen que terminar antes las noticias pero salen más tarde. Hay un descontento bastante general en la marcha del periódico, lo que ellos llaman la gestión del periódico.

Esta semana, los trabajadores volverán a reunirse para decidir si amplían las protestas.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído