El presentador y productor de TV3 negó en un twitter a Albert Rivera su condición de catalán

La última barrabasada de Toni Soler ya no la compra ni El Periódico de Cataluña

Los debates no han impedido que toda la tropa de independentistas y satélites compiten por ver quien insultaba más a España

La última barrabasada de Toni Soler ya no la compra ni El Periódico de Cataluña
Toni Soler en TV3. TV3

Una de las evidencias de la corpo separatista es que lo peor nunca han son los indepes pata-negra como Toni Soler o Josep María Mainat (el hombre que introdujo a Risto Mejide en los medios contra la voluntad de Toni Cruz), cuando suelta estupideces como que España es como el Estado Islámico.

Lo peor son esos extraños aliados de fuera de Cataluña, como el impresentable de John Carlin, porque hay que ser impresentable para soltar, como dijo Carlin, según Sergi Sol en Rac1 que los catalanes «son los judíos del siglo XXI» y (España los nazis del holocausto, es de suponer), todo dentro de la clásica soflama victimista con la que Sergi Sol, biógrafo de Junqueras, venía de defender que tras ver el debate le quedaba claro que el racismo catalán era transversal en España (desde Pedro Sánchez a Albert Rivera). Sergi Sol soltó su soflama y transmitió la opinión de Carlin delante del ‘moderado’ Jordi Basté y la ‘moderada’ Gemma Nierga, y no pareció causarle reparo alguno que delante de ellos y en antena se compare al estado español con el nazismo. Cada cual tiene su sensibilidad.

Entre los pata negra, el que anda más «on fire» es Toni Soler, el presentador ‘Está Passant’ de TV3 y productor de éxito de varios programas (entre ellos del de Risto Mejide en Mediaset) que se quita la careta en las redes para decir en un tuit tras el primer debate que había visto que ‘cuatro españoles’ hablaban de Cataluña, pero sin dar voz a nadie de Cataluña, (Cuatro españoles debatiendo qué hacer con Cataluña sin que los catalanes tengan voz. Esto ha sido el debate. Esto es España) es decir, negando que Albert Rivera fuera catalán. En el fondo, con esos tuits, los profesionales de TV3 nos hacen un favor, dado que demuestran una vez más que para el independentismo que controla TV3 no considera catalanes a los no independentistas.

La voz de los no independentistas pero sí catalanísimos ha sido El Periódico de Cataluña, que metió una columna de la escritora catalana Emma Riverola, para poner un poco de cordura al fanático Soler:

Negar a una persona la pertenencia a una comunidad por su ideología no es una insignificancia. Y menos una broma. Soler no fue el único que mezcló fobias e identidades, también algún político independentista se deslizó por el tobogán de la exclusión. Que Soler sea el comunicador estrella de TV3 (…) al que respetan y admiran cientos de miles de personas, añade más irresponsabilidad al mensaje.

Soler debe de pensar que Albert Rivera no ama Catalunya al quererla ver maniatada en un 155 eterno. (…) Lo peor del tuit de Soler es que, implícitamente, también expulsaba a los catalanes que sí se sintieron representados por la voz de Rivera. Maldita la broma.

Lo sorprendente es que el nuevo episodio de intolerancia de un representante de TV3 haya sido ignorado por otros medios catalanes. El Ara ignoró el tema, a pesar de que el implicado forma parte de su accionariado (o quizá precisamente por eso). La Vanguardia, que últimamente dedica grandes tribunas a Jordi Évole para que haya llamamientos anti-Vox, tampoco consideró relevante, ni El Punt Avuí.

E-Noticies, que siempre disfruta ejerciendo de independentista-mosca cojonera del resto de independentistas por su oposición al procés y El Nacional, cuyo director, José Antich, rivaliza en fanatismo indepe con Soler pero para titular por la ‘amenaza’ que para él suponía que Inés Arrimadas tuiteara que si ellos ganaban iban a acabar con el chollo de TV3:

Vox quiere cerrar TV3 (…) y Ciudadanos se muere por deshacerse de los presentadores que no le gustan.

Lo del victimismo siempre será su fuerte. Otra cosa es que se pregunten si tiene lógica que un presentador tan marcadamente partidista (en el sentido indepe) disponga de horas y horas en la televisión que pagan todos en lugar de estar pontificando libremente en el sector privado. Llama la atención que los Pablo Iglesias o David Jiménez, que tanto ajustician estos días al sector de los medios de comunicación, de TV3 no dicen ni media palabra.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído