JAVIER MORENO SE ENFRENTA A UNA VOTACIÓN CONSULTIVA DE LA REDACCIÓN TRAS SER PROPUESTO POR EL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN

El nuevo director de El País intenta ‘seducir’ a una plantilla que llora a la ‘progre’ Gallego-Díaz: «A mí me echó el PP»

Fuentes del Partido Popular desmantelan su teoría: "El PP no cambia directores de periódicos, eso pasa en Turquía o cuando gobierna Pedro Sánchez"

El nuevo director de El País intenta 'seducir' a una plantilla que llora a la 'progre' Gallego-Díaz: "A mí me echó el PP"

Javier Moreno, propuesto por el Consejo de Administración de El País como nuevo director, intenta seducir a toda pastilla a la que será su nueva redacción a partir de este miércoles 17 de junio de 2020: «A mí me echó el PP», se le ha oído decir en las últimas horas, cuando participó en una comunicación interna junto a la persona a la que sucede en el cargo, la directora saliente Soledad Gallego-Díaz, y el consejero-delegado de Prisa, Manuel Mirat, y que fue retransmitida para la redacción.

Una afirmación que el propio periódico se ha cuidado de quitar en la nota que ha publicado este 16 de junio de 2020.

De esta manera, Moreno, tras unos años en México, al frente de El País América, intenta ‘seducir’ a una plantilla que ya llora a Gallego-Díaz y que, en líneas generales, se sentía cómoda con el progresismo del que hizo gala tanto a nivel personal como editorial, apoyando sin fisuras al Gobierno de coalición izquierdista de PSOE e Unidas Podemos. Aparte de la política, en sus páginas se llegó a publicar que «la mujer era víctima del heteropatriarcado empresarial hasta para ir al baño». Todo eso querrá corregirlo Moreno, si la redacción le deja.

La sentida despedida de las principales firmas del periódico a Gallego-Díaz

Las principales firmas del diario, desde Carlos E. Cué hasta Luz-Sánchez Mellado, pasando por Anabel Díez, acudieron a las redes sociales a despedir a Gallego-Díaz con honores, dejando patente de una manera más o menos disimulada su desafección con la decisión tomada por la compañía. A esos periodistas, con enorme ascendencia sobre el resto de la plantilla, desea ganarse Moreno de cara a la votación de este miércoles.

Un referéndum que en la práctica es ‘papel mojado’, pero que sirve para conocer el sentir de una plantilla de cara a las decisiones que toma la empresa con el periódico en el que trabajan. De hecho, Antonio Caño, el sucesor de Javier Moreno en su primera etapa, obtuvo tan solo el 43% de los votos cuando fue designado director, un apoyo más que discreto.

El PP no fue determinante en la salida de la dirección de Moreno, sí lo fue la portada de Hugo Chávez

Sin embargo, a pesar de lo que defiende ahora Moreno, el Partido Popular no fue determinante cuando se produjo su salida de la dirección, en el año 2014, con Mariano Rajoy aún en La Moncloa.

Fuentes del PP consultadas por este periódico lo reflejan de manera cristalina, en una sentencia que ‘explica’ cómo actuaba el Ejecutivo conservador en relación a los medios de comunicación: «A Moreno se lo cargó Cebrián por el error de la portada de Chávez cuando estaba de viaje en Davos, eso de cambiar directores de diarios pasa en Turquía o con Pedro Sánchez, no con nosotros».

Según las fuentes consultadas, Juan Luis Cebrián, entonces todopoderoso presidente de Prisa, tomó la decisión de relevar a Moreno del cargo, que había desempeñado bien cumpliendo a la perfección los deseos de la empresa de ejecutar el terrible ERE de 2012, por el error de publicar unas fotos falsas de Hugo Chávez moribundo en la portada.

Sucedió en el año 2013. El diario se retractó. «La foto que El País nunca debió publicar». El staff, cerciorados del error, cambió en la madrugada de aquel jueves 23 de enero su edición impresa para retirar una fotografía falsa facilitada por la agencia española Gtres Online que mostraba supuestamente al presidente venezolano, Hugo Chávez, intubado en una cama de hospital durante el tratamiento de una grave enfermedad en Cuba. La imagen también fue retirada de la página web, donde permaneció una media hora, aproximadamente entre las 3.50 y las 4.20, también durante la madrugada, informaba a posteriori el medio.

Javier Moreno reconoció su responsabilidad: “Ese es el error central de la historia. Creíamos tener verificada una fotografía que no habíamos verificado”

Aparte del consiguiente debe en el prestigio, la historia tuvo repercusiones económicas. La tristemente famosa portada -con retirada de su primera edición de la calle incluida- les habría costado al menos unos 100.000 euros: 80.000 por tener que realizar nuevamente las rutas de distribución y por imprimir dos veces el mismo diario; más los otros 30.000-50.000 euros que habrían pagado a Gtres Online por la foto ‘exclusiva’. Debido a aquel #EpicFail en toda regla, en todos los sectores se pide la dimisión del director del diario Javier Moreno, que anoche ‘avisó’ a sus lectores en Twitter de esta ‘bomba informativa’.

La foto pasó todos los filtros del diario, incluidos los de la dirección de Moreno, pero nadie se dio cuenta de que era falsa hasta que en redes sociales comenzó a circular el vídeo verdadero al que correspondía esta imagen. Un vídeo que por supuesto nada tenía que ver con Hugo Chávez.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído